4 minutos de lectura 6 mayo 2020
ey-ecomonia-circular

¿Cómo afronta la Unión Europea la transición hacia la nueva economía circular?

Por

Alberto Castilla Vida

EY España, Socio del área de Sostenibilidad

Ayudar a las organizaciones a ser cada vez mejores para todos. Madrileño, con el mejor hijo del mundo y con pasión por la interpretación, composición y producción musical. Deportista extremo a ratos.

4 minutos de lectura 6 mayo 2020

Las estimaciones más recientes prevén que en Europa la generación anual de residuos aumente en un 70% para el año 2050 así como el consumo de materiales como los combustibles fósiles, la biomasa o algunos metales, se duplicará en los próximos 40 años.

En este contexto, el Pacto Verde Europeo (o Green New Deal en inglés) nace con el propósito de lograr una economía competitiva, climáticamente neutral y eficiente en recursos, fundamentalmente a través del Plan de Acción de Economía Circular. Dichas directrices contemplan iniciativas en todo el ciclo de vida de los productos: desde el diseño y la fabricación, hasta el consumo, mantenimiento, reutilización, reciclaje y la recuperación de recursos.

En el diseño del nuevo Plan, actores económicos, ciudadanos y organizaciones de la sociedad civil trabajarán conjuntamente para adaptar la economía europea a los retos impuestos por la emergencia climática. La colaboración se sustenta en tres pilares: diseño de productos sostenibles, circularidad en la cadena de valor y empoderamiento de los consumidores. Con estos objetivos, la Comisión hará propuestas legislativas que garanticen el derecho de los consumidores a recibir la información suficiente y relevante sobre los productos que favorezca la confianza en el mercado. Las medidas propuestas, además de generar importantes ahorros, promocionarán oportunidades económicas a lo largo de la cadena de suministro, apoyadas en el efecto positivo sobre la creación de empleo y el desarrollo de actividades paralelas necesarias (financiación, digitalización, innovación social, educación, etc.).

La colaboración se sustenta en tres pilares: diseño de productos sostenibles, circularidad en la cadena de valor y empoderamiento de los consumidores.

El proyecto legislativo ha diseñado iniciativas concretas por sectores, a saber:

  • Para abordar los desafíos que presenta el de equipos eléctricos y electrónicos, la Comisión presentará una "Iniciativa de Electrónica Circular" basada en el “derecho a reparar”, combatir la obsolescencia programa y otras medidas relativas al ecodiseño, la reutilización y el reciclaje,
  • En el ámbito de vehículos y baterías, la UE propondrá un nuevo marco regulatorio para las baterías y la próxima Estrategia Europea Integral sobre Movilidad Sostenible e Inteligente,
  • En cuanto a los envases, el objetivo de la Comisión es que para 2030, todos los puestos en el mercado de la UE sean reutilizables o reciclables. Se espera que el consumo de plásticos se duplique en los próximos 20 años, lo que ha precipitado la toma de decisiones en los últimos meses. Entre las más destacables se encuentran las relativas al etiquetado y estandarización, la promoción del uso de plástico reciclado, la restricción de los microplásticos y fomentar el empleo de biodegradables,
  • En el caso del sector textil, la estrategia futura impulsará el mercado de materiales sostenibles así como la reutilización. La Comisión también ofrecerá pautas sobre la recogida selectiva de residuos textiles, que los Estados miembros deberán garantizar para 2025,
  • Se estima que el 20% del total de alimentos producidos se pierde o desperdicia en la UE. La Comisión llevará a cabo la estrategia de la UE Farm-to-Fork Strategy, con el objetivo de reducir el uso de pesticidas y desarrollar nuevas técnicas innovadoras en relación a la agricultura y a la pesca. Asimismo, se trabajará en una iniciativa legislativa sobre el reemplazo de envases de un solo uso por productos reutilizables

En lo relativo a minimización y tratamiento de residuos, el Plan se fija objetivos futuros de reducción en el contexto de una revisión de la Directiva 2008/98/EC y medidas para incentivar y fomentar el intercambio de buenas prácticas en el reciclaje. El Plan también aborda la problemática de la exportación de residuos a países del tercer sector y prevé acciones que evitarán esta actividad. Como herramienta de seguimiento a todas estas iniciativas, la Comisión actualizará el Marco de Seguimiento de la Economía Circular para llevar a cabo la correcta monitorización de todas ellas.

Resumen

En definitiva, el Plan de Acción en Economía Circular, junto con la Propuesta de Ley Climática Europea y la Estrategia sobre Biodiversidad para 2030, impulsará nuevos modelos de negocio y sentará las bases para una nueva economía caracterizada por la neutralidad climática.

Acerca de este artículo

Por

Alberto Castilla Vida

EY España, Socio del área de Sostenibilidad

Ayudar a las organizaciones a ser cada vez mejores para todos. Madrileño, con el mejor hijo del mundo y con pasión por la interpretación, composición y producción musical. Deportista extremo a ratos.