Nota de Prensa

25 noviembre 2020 Madrid, ES

El Black Friday 2020 pone a prueba el inicio de la recuperación en el sector de la distribución

La incertidumbre ante posibles restricciones en Navidad y la confianza de los consumidores a la baja, marcan el Black Friday 2020.

Contacto de prensa
Carlos López Abadía

EY España, Comunicación Externa: Sectores y Oficinas

Periodista con más de veinte años de experiencia en la información económica, la comunicación corporativa y la digital. Ahora, dedicado a compartir el conocimiento sectorial y regional de la Firma.

  • La incertidumbre ante posibles restricciones en Navidad puede frenar el adelanto de las compras navideñas
  • La dicotomía entre comercio tradicional y canal digital parece estar ya superada  

La incertidumbre ante posibles restricciones y limitaciones en Navidad, así como una confianza de los consumidores a la baja, marcan el Black Friday 2020, una de las campañas con más incógnitas de los últimos años pero que puede marcar el inicio de la recuperación para el sector de la distribución, como indican desde la práctica de Retail & Consumer Products de EY.

Javier Vello, socio responsable del sector de Distribución y Productos de Consumo, explica que “el sector de retail afronta esta campaña con mucho stock acumulado, como consecuencia del confinamiento vivido durante la primera ola de la pandemia y la tasa de ahorro de las familias se encuentra en máximos de los últimos años en respuesta a la incertidumbre sobre la evolución de la economía. Este último factor, junto a la posibilidad de que se impongan limitaciones tanto de horarios para los establecimientos como de limitaciones a las reuniones familiares pueden pesar en el ánimo del consumidor y actuar como un freno a la hora de adelantar las compras navideñas. Por ello sería bueno despejar estar dudas cuanto antes para evitar penalizar más el consumo en nuestro país”. De hecho, el Índice de Confianza del Consumidor se redujo hasta los 48,5 puntos en Octubre, una cifra que lo sitúa en niveles cercanos a los registrados a finales tanto de 2012 como de 2008.

“Como puntos favorables que puedan estimular la confianza del consumidor se encuentran tanto la aparición de las vacunas anunciadas, como la posibilidad de que éstas lleguen a un porcentaje amplio de la población. Además -continúa-, el hecho de que existan menos posibilidades de ocio y una tasa de ahorro elevada en determinadas categorías de consumidores pueden ayudar a estimular el consumo de gadgets electrónicos, accesorios, joyería o incluso cosmética y que el Black Friday marque el inicio de la recuperación para el sector”.

Canal online

La singularidad de esta crisis hace que las previsiones sean más inciertas que nunca. La única tendencia que sí es segura es el auge del canal online frente al tradicional. Según explica Javier Vello, “la falsa dicotomía entre comercio tradicional y canal digital está superada. Tanto las pequeñas cadenas como los consumidores saben que este canal es imprescindible y que ya es una realidad”.