Nota de Prensa

25 octubre 2021

"EY tiene músculo financiero para abordar nuevas oportunidades"

Entrevista a Federico Linares (Presidente de EY España) en Expansión

Contacto de prensa
M. Helena Gaya

EY España, Directora de Comunicación Externa

Vocación por trabajar en el mundo de la comunicación. Mi pasión me ha llevado de mi Cataluña natal a Madrid. Mamá de dos pequeños. Disfruto del senderismo, conociendo nuevos lugares, gentes y culturas

  • “La creación de una dirección de EY para Europa occidental es el paso de integración más diferencial en años”
  • “El caso Wirecard no ha afectado en España. Hemos ganado las auditorías de Inditex, Mercadona, BBVA o REE”
  • “Mantenemos la ambición de aumentar la plantilla y seguimos siempre abiertos a crecimiento inorgánico”

El directivo prevé un crecimiento del 40% del negocio de EY en España en cuatro años y finalizar su ejercicio 2023 con una facturación de 800 millones.

Presidente de EY España desde julio de 2020 y en la firma de servicios profesionales desde 1997, Federico Linares (Cádiz, 1972) ha sido testigo del cambio del sector y, en concreto, de la transformación de la compañía que lidera, integrada desde el pasado julio en la unidad de Europa Occidental, "uno de los pasos en integración más diferencial que hemos realizado desde que me incorporé a EY hace 24 años", explica el directivo en una entrevista con EXPANSIÓN, la primera desde su nombramiento.

EY facturó en su pasado ejercicio fiscal (1 de julio de 2019 a 30 de junio de 2020) 574,4 millones, un 8,3% más, un ritmo que espera igualar este ejercicio 2020-2021. "Desde que lanzamos EY Ambiciona, en el verano de 2017, hemos crecido a una tasa acumulada del 35%. Cuando presentamos el plan en París al comité ejecutivo global, yo como CEO junto con muchos de los socios que ahora forman parte de la dirección de la firma, planteamos unas inversiones muy relevantes y una previsión de crecimiento de doble dígito medio sostenido en seis años. Ahora se mantiene el objetivo pese al Covid. Ya entonces explicábamos que para nosotros es divertido tratar de conseguir lo imposible y seguimos con esa ambición", subraya.

Con esta hoja de ruta, el grupo podría alcanzar una facturación de unos 800 millones en 2023 (julio 2023 a junio de 2024) -lo que supone un crecimiento acumulado del 40% en cuatro años-. "No nos obsesiona el número. La propuesta de valor en la que invertimos significa más que una cifra en un momento concreto. Contamos con un plan de crecimiento orgánico e inorgánico, transversal, que impulsa las áreas más maduras como consultoría, auditoría, transacciones o abogados pero también otras menos tradicionales que tienen que ver con transformación, tecnología o sostenibilidad", apostilla.

Entre los retos a futuro de la firma está la puesta en marcha de una unidad única para Europa Occidental en la que están representados los distintos países y áreas de negocio. "Queremos hacer desaparecer las fronteras entre países. Si lo conseguimos estamos ante el santo grial de los servicios profesionales porque se eliminan todos las barreras para trabajar entre equipos transnacionales. Aunque tenemos recorrido, ya que en 2008 se integraron todas las prácticas en una misma estructura, vimos la oportunidad de integrarnos aún más", declara. EY Europe West integrará 25 países, 30.000 profesionales y 1.800 socios . "España tiene un reconocimiento e influencia en los órganos de gobierno de la región muy superiores a los que corresponde por nuestro tamaño".

Preguntado por el riesgo de que con este nuevo esquema de organización casos como el del fraude de la tecnofinanciera alemana Wirecard, auditada por EY Alemania, puedan salpicar a las firmas en otros países, afirma que no existe "ningún riesgo legal adicional" resultante de esta integración. "Se lo hemos explicado a los socios y les hemos sondeado. La recepción es buena porque no implica riesgos adicionales pero sí nuevos beneficios", ataja.

El presidente de EY aclara que el escándalo de Wirecard no ha tenido ninguna repercusión para la firma en España. "Nuestros clientes se han interesado, han preguntado y hemos compartido con ellos con total transparencia cuál es la situación que se vivía en Alemania. Durante la pandemia, y con posterioridad al tema de Wirecard, hemos ganado las auditorías de BBVA, Inditex, Mercadona o REE. Son algunas de las compañías de referencia en España y todas ellas han depositado en nosotros su confianza", apunta.

Linares avanza que el Covid no ha frenado las ganas de crecer de EY: "Adecuamos nuestra oferta a la pandemia. La carta de navegación es la misma pero con variaciones de rumbo". En este sentido recuerda que durante la pandemia se ha contratado a 1.200 personas. "Mantenemos nuestra ambición de crecimiento de plantilla y seguiremos permanentemente abiertos a crecimiento inorgánico", aclara.

Asegura que uno de los focos de EY pasa por la atracción y retención del talento con énfasis en el capítulo de formación y en la puesta en marcha de modelos de trabajos flexibles para conciliar vida personal y profesional. "Se trata de un modelo codiseñado por los 5.000 profesionales; híbrido, con trabajo presencial y virtual; y que aporta valor al cliente, al profesional, a la firma y a la sociedad. Queremos gente feliz, equilibrada, con pasiones e intereses", manifiesta. Por esta razón, reconoce, la denuncia por parte de algunos trabajadores júnior en Barcelona quejándose de sus condiciones laborales le "entristeció". "Nos pusimos a trabajar con ellos para entender sus quejas, sabiendo que esta es una profesión de picos y valles", avanza.

Linares advierte además de que el capítulo de inversiones "es un punto del orden del día de la agenda con carácter permanente". "Tenemos músculo financiero para poder abordar oportunidades. Hemos incorporado a decenas de socios y lo hemos hecho con un modelo inclusivo", recalca.

"La incertidumbre regulatoria dificulta la recuperación"

En cuanto a la evolución macroeconómica para España, Linares se muestra "optimista" ante las perspectivas de crecimiento pero "prudente" por las incertidumbres que hay en el horizonte. "En España hay un desafío de incertidumbre regulatoria que es relevante y las propuestas de incremento de costes empresariales no favorecen en nada. El aumento de cotizaciones sociales, las subidas de impuestos o las limitaciones a la flexibilidad del marco laboral son negativos en este momento para afrontar una recuperación económica", indica. Para Linares, sin embargo, el principal reto del país es la educación. "Una de las palancas más importantes de la transformación de España debería ser la educación. Los dos grandes problemas del país son el desempleo y, más particularmente, el juvenil y esto solo se soluciona con formación. En este sentido, la colaboración público-privada es fundamental", añade. El directivo considera que los fondos europeos van a suponer "una oportunidad de transformación como solo hemos tenido en los noventa con los fondos estructurales. Tenemos capacidad de aprovecharla pese a los desafíos que implica".

Accede a la noticia original a través de este enlace.