Nota de Prensa

16 noviembre 2021

El 73% de los docentes valencianos considera que el nivel educativo ha progresado tras un año de pandemia

I Barómetro del Docente de EY Insights

Contacto de prensa
Carlos López Abadía

EY España, Comunicación Externa: Sectores y Oficinas

Periodista con más de veinte años de experiencia en la información económica, la comunicación corporativa y la digital. Ahora, dedicado a compartir el conocimiento sectorial y regional de la Firma.

  • El 61% de los profesores de la Comunidad Valenciana reclama mayor inversión en tecnología para competir con el resto de los países europeos
  • El 84% cree que sería viable reemprender las clases en modalidad online en caso de un nuevo confinamiento
  • El 94% de los docentes urge a un pacto de Estado que impulse una educación más exigente

Decía Bertrand Russell que “los educadores, más que cualquier otra clase de profesionales, son los guardianes de la civilización”. Y en torno a esos guardianes gira este primer Barómetro del Docente de EY Insights, la unidad de contenidos de EY, que recoge la opinión de los docentes y familias acerca del papel del profesor en la Educación en España, así como el impacto de la pandemia en el curso escolar y en el aprendizaje.

Según este estudio, las familias valoran el sistema educativo mejor que los propios docentes, aunque la mitad del profesorado a nivel nacional cree que ha mejorado en la última década. Si se analiza a nivel de las comunidades autónomas, la opinión del profesorado de la Comunidad Valenciana es ligeramente mejor que en el resto de los territorios analizados, con un 51% que se muestra a favor de que el sistema educativo ha progresado en ese periodo o, al menos, no ha empeorado.

“El sistema educativo ha demostrado su resiliencia y ha superado la pandemia con nota, tanto a nivel nacional como en la Comunidad Valenciana, gracias al esfuerzo de docentes, familias y alumnos”, según Juan Pablo Riesgo, socio responsable de EY Insights, quien considera, a su vez, que “los resultados del Barómetro del docente reflejan la demanda general de un pacto de Estado que impulse una educación más exigente, que refuerce su digitalización, y reduzca la ratio de alumnos por profesor”.

Sobre ese pacto, el 94% de los profesores y el 75% de las familias se muestran a favor, al tiempo que ocho de cada diez docentes consideran que los cambios normativos priorizan posicionamientos ideológicos, un argumento que comparten una de cada dos familias.

Sobre la digitalización, la opinión general es que la escuela ya hace un buen uso de las nuevas tecnologías de la información, pero a tenor de los resultados del informe no es suficiente. Tanto docentes como familias consideran prioritario impulsar la inversión en digitalización para ponernos al nivel de los países de nuestro entorno. En la Comunidad Valenciana, el 61% de los docentes cree que la digitalización de las aulas es insuficiente, y que los centros en los que trabajan no cuentan con tecnología necesaria

De cara al futuro, para los docentes es importante incentivar el pensamiento crítico y la educación emocional frente a otras materias como la educación financiera o la robótica. Por otro lado, las familias tienen una opinión positiva del docente, aunque los profesores creen que la sociedad no les valora en su justa medida.

Asimismo, tanto los docentes como las familias consideran que la ratio profesor-alumno es un reto que hay que abordar para mejorar el sistema educativo. El estudio nos dice que en la Comunidad Valenciana la ratio de alumnos por clase se sitúa mayoritariamente entre 21 y 30 estudiantes, según el 57% aunque, a diferencia de otras comunidades autónomas, hay una mayor presencia de la ratio de 16 a 20 alumnos, con un 29%. Precisamente, esta elevada ratio de estudiantes por aula es la segunda preocupación más citada por los docentes del conjunto de España, después de la tendencia a ofrecer cada vez una educación menos exigente.

Educar en tiempos de pandemia

La pandemia ha puesto a prueba la capacidad del sistema educativo para adaptarse con agilidad a circunstancias excepcionales, así como para incorporar de manera intensiva nuevas herramientas digitales. Las familias han valorado muy positivamente con un 7,1 la implicación de los profesores en la educación de sus hijos durante el confinamiento y que se traduce en una mejora de la figura del docente para una de cada dos familias.

El 86% de los docentes de esta Comunidad Autónoma afirma que pudo impartir clases online con relativa normalidad durante el confinamiento. Sin embargo, solo el 23% pudo cumplir con el horario completo de clases que se daría en un contexto normalizado. Este porcentaje es inferior a la media española (34%), y casi la mitad de lo que refieren sus compañeros de centros madrileños (43%, siendo la más alta del territorio nacional).

Por otra parte, más de la mitad de los docentes entrevistados considera que la adaptación de los alumnos a las clases virtuales durante el confinamiento fue buena o muy buena. No obstante, la percepción de adaptabilidad demostrada por el alumnado en el curso 2020-2021, con el nuevo modelo de clases semi-presenciales, es ligeramente menor.

Tanto docentes como familias valoran positivamente cómo se han desarrollado las clases a lo largo de la pandemia, tanto a distancia durante los confinamientos como presencial con las medidas COVID-19. De hecho, en el supuesto de que se diese una nueva situación de confinamiento, el 84% de los profesores valencianos cree que sería viable reemprender las clases en modalidad online. 

La gran mayoría de docentes y familias valoran positivamente las medidas adoptadas para mantener las clases. Para el 26% de los profesores de la comunidad valenciana el nivel educativo de sus alumnos se ha mantenido tras un año de pandemia y para el 47% ha progresado, aunque menos que otros años, mientras que para el 17% ha empeorado, el porcentaje más bajo de las comunidades analizadas.

Los principales problemas que han encontrado los profesores valencianos durante el confinamiento han sido, por este orden: la dedicación excesiva de horas, la laxitud en las calificaciones, el seguimiento del alumnado y la falta de formación en clases online.

En cuanto a la experiencia personal con el teletrabajo, se observa una importante polarización dentro del cuerpo docente. El 43% la valora muy positivamente, mientras que el 30% de ellos considera que ha sido negativa. Un 31% de los docentes valencianos entrevistados considera que su estado de ánimo ha empeorado.

En relación con qué clase sería posible en el futuro, cabe destacar que a pesar de hacer un balance razonablemente positivo de la prueba de fuego que ha significado la pandemia, para el sector educativo, principalmente por los desafíos tecnológicos sobrevenidos que ha llevado consigo; una gran parte del profesorado valenciano (62%) cree que en la era poscovid la educación en su centro de enseñanza volverá a ser exactamente como antes de la pandemia. Solo un 1% cree que la experiencia conducirá a la intensificación de las metodologías educativas online.

El Barómetro del Docente

El Barómetro del Docente se basa en una encuesta anual, cuantitativa, a docentes y familias. El estudio se estructura en dos grandes bloques: El primero, el papel del profesor en la educación española, un apartado transversal con asuntos claves. Por otro lado, cada año habrá un apartado especial con un tema relevante: en esta primera edición se centra en el impacto de la Covid-19 en el aprendizaje, así como en el trabajo y la valoración de los docentes. Este segundo apartado lleva por título Dossier especial 2021: educar en tiempos de pandemia.

La primera edición se ha centrado en el impacto de la pandemia de COVID-19, en el aprendizaje, así como en el trabajo y la valoración de los docentes. Para ello, se ha preguntado tanto a ellos como a las familias de los alumnos cuáles son sus principales inquietudes, opiniones y propuestas de mejora. Hay que destacar que se ha analizado el conjunto de España, pero también se han extraído y tratado datos de las cuatro Comunidades Autónomas con mayor población: Andalucía, Cataluña, Madrid y Comunidad Valenciana. Así, cuenta con datos del conjunto del país, pero en determinadas cuestiones, se pone el foco y se analiza ponemos con detalle los datos de los territorios más representativos en términos demográficos.

Esta es una iniciativa de EY Insights, unidad de contenidos de EY. La investigación, análisis y elaboración del informe ha corrido a cargo de un equipo formado por profesionales de EY, así como de Ismael Sanz, profesor titular del Departamento de Economía Aplicada I de la Universidad Rey Juan Carlos; y Jorge Sainz, catedrático en el Departamento de Economía Aplicada I e Historia e Instituciones Económicas en la Universidad Rey Juan Carlos; expertos de reconocido prestigio en el ámbito de la educación. Para la recogida de información, trabajo de campo y análisis demoscópico se ha contado con GAD3, firma que ha participado activamente en el enfoque, diseño y tratamiento de datos de la encuesta.

Accede aquí a más información sobre el estudio.

Sobre EY Insights

EY Insights pretende generar y compartir conocimiento útil para el conjunto de la sociedad. A partir de un enfoque basado en la generación de valor a largo plazo, nuestra meta es impulsar la participación de EY en debates relevantes para la sociedad, generar puntos de encuentro y divulgar contenidos que ayuden a empresas, administraciones y ciudadanos a afrontar los desafíos del presente y a construir el futuro.