Nota de Prensa

14 julio 2022

Madrid y Barcelona ya acumulan cerca de dos millones de metros cuadrados de oficinas vacíos

Informe The Office Property Telescope de EY

Contacto de prensa
Carlos Romero

EY España, Supervising Associate Comunicación Externa

Crecí en Cádiz y me hice mayor en Madrid. Aficionado a cualquier plan que suponga estar con familia y amigos. Always look on the bright side of life.

  • El 60% de la desocupación se mantiene en esta situación crónica desde 2017.
  • Los precios medios de alquiler en Madrid y Barcelona se sitúan, respectivamente, en los 32 y los 25 € m2 mes en sus zonas prime.
  • El 22@de Barcelona se consolida como el cuarto hub de oficinas de Europa donde más han crecido las rentas (38%) desde el año 2006. 
  • La centralización coordinada de las compañías del segmento de Life Science en España podrían llegar a representar hasta un 1 millón de metros cuadrados, maximizando las sinergias operativas y de I+D de esta industria.
  •  La centralización podría ser una solución al problema de sobre oferta acumulada de forma histórica en ciertas ubicaciones de oficinas en Madrid y Barcelona, evitando así la cronificación de este fenómeno.

El inventario de oficinas de Madrid y Barcelona continúa su crecimiento a pesar de una debilitada demanda que, año tras año, no consigue reducir los metros cuadrados de oficinas desocupadas en las dos principales ciudades de España. Esta es una de las principales conclusiones del informe The Office Property Telescope elaborado por el equipo de Real Estate de EY.

Sin embargo, aquellos propietarios de edificios de oficinas que en su día apostaron por la implantación de medidas de sostenibilidad en sus edificios están consiguiendo maximizar sus tasas de ocupación, debido a la cada vez mayor conciencia de las empresas e individuos en apostar por la edificación sostenible. De esta manera se observa como en la zona del 22@de Barcelona a pesar de existir 109.000 m² de oficinas disponibles, el 40% de la misma al disponer de certificación disponible consigue mantener un rango de rentas entre un 5% y un 15% superior al de sus competidores.

En el mercado de inversión hay que destacar los 1.200 millones de volumen transaccional materializado en España durante los seis primeros meses del año, pero sin duda destacan los casi 6.200 millones de volumen transaccional potencial que todavía no se ha llevado a cabo en nuestro país debido a las incertidumbres derivadas de la más que previsible subida de tipos de interés en la zona euro, así como de las posibles consecuencias que el  menor comercio como consecuencia de la invasión de Ucrania.  

Desde EY se estima que el incremento de las tasas de capitalización de las inversiones en el segmento de oficinas, debido a la subida de los tipos de interés en Europa, podría suponer un ajuste en la valoración de las carteras de oficinas de los principales propietarios de entre el 5% y el 10% para finales de 2022.

De esta manera, se observa como durante los primeros seis primeros meses del año el 40% de la actividad de inversión mundial se ha concentrado en Estados Unidos, debido a que el ajuste los precios de las oficinas ya es una realidad que están aprovechando los inversores oportunistas tras las seguidas subidas de los tipos de interés por parte de la reserva federal.

Según Javier García-Mateo e Ivan Azinovic, socios de Real Estate de EY: “Los principales tenedores de activos de oficinas en el mercado español se encuentran a día de hoy mucho más concienciados en alquilar sus superficies vacías que en evaluar futuras transacciones aprovechando la probable corrección del mercado".

Otro aspecto que analiza el informe realizado por EY es la evolución imparable del concepto de espacio de trabajo. Existe un gran número de multinacionales que está optando por descentralizar parte de sus espacios corporativos acercándolos tanto a las residencias de sus empleados como a las oficinas de sus clientes mediante el uso de espacios "flexibles", concepto que en España ya acumula 340.000 m2 de superficie.

Por último, el trabajo destaca la oportunidad que supone la posibilidad de centralizar a las más de 450 empresas vinculadas al segmento de "Life Science", fenómeno que podría llegar a combinar más de un millón de m2 de superficie, un 4,6% del inventario total de oficinas de España.