2 minutos de lectura 7 febrero 2021
ey-man-daughter-hiking-in-woods

Subastas de renovables y precios de la electricidad

Por Antonio Hernández

EY España, Socio del área de Sectores Regulados

Apasionado por los nuevos retos. Amante de la familia, los deportes, los viajes y las diferentes culturas.

2 minutos de lectura 7 febrero 2021

En la primera subasta se consiguieron buenos precios y gran interés entre los inversores, como consecuencia de la nueva regulación.

La semana pasada se celebró la primera subasta de tecnologías renovables bajo la nueva regulación. Se trata de un nuevo mecanismo competitivo para lograr los objetivos de España en el desarrollo y despliegue de nueva capacidad renovable hasta 2030, en cumplimiento del Plan Nacional Integral de Energía y Cambio Climático, que recoge los compromisos asumidos con la UE.

Dicho Plan, que contempla un crecimiento anual de 6 GW para todas las tecnologías renovables (principalmente fotovoltaica y eólica), incluye un calendario anual de subastas.

De la primera, puede decirse que ha sido un éxito por los buenos precios logrados y por el gran interés suscitado en los inversores (más de 80), lo que pone de manifiesto la mayor certidumbre y predecibilidad que ha aportado la nueva regulación.

Estos resultados permitirán reducir el coste de la energía para los consumidores en los próximos años, ya que los precios obtenidos son significativamente inferiores a los estimados para nuestro mercado eléctrico a medio plazo. En la subasta, los oferentes han realizado un PPA (Power Purchase Agreement) con el sistema eléctrico por 12 años (es decir, se han comprometido a vender al mercado durante ese plazo la energía ofertada a los precios ofrecidos). Dichas ofertas se enmarcan en estrategias a medio plazo, que han tenido en cuenta el rendimiento durante toda la vida de la instalación.

Dado que estas plantas convivirán con las instalaciones que vendan toda su energía en el mercado y con las plantas que hayan firmado PPAs con contrapartidas privadas, no se espera que este año la subasta altere significativamente los precios de mercado ni los PPAs.

Sin embargo, a medida que vayan realizándose nuevas subastas, el consumidor podrá beneficiarse cada vez más de la ventaja competitiva de nuestro país en sol y viento, que encontrará sus sinergias a medio plazo con el despliegue del vehículo eléctrico y el desarrollo del hidrógeno verde (producido por fuentes renovables).

En definitiva, estamos en el buen camino para el cumplimiento de los objetivos climáticos, a unos costes competitivos, poniendo de manifiesto la importancia de contar con una buena regulación, estable y predecible, así como con un sector maduro, que confía en España para el desarrollo de las energías renovables.

Publicado en La Voz de Galicia

Resumen

Tras la primera subasta de renovables bajo la nueva regulación se pueden prever una mayor certidumbre y predecibilidad para el futuro. Mejores precios, mayor interés entre los inversores y una reducción del coste de la energía para el consumidor. España va en una buena dirección hacia el cumplimiento de los objetivos climáticos, lo que potenciará el desarrollo de las renovables en nuestro país.

Acerca de este artículo

Por Antonio Hernández

EY España, Socio del área de Sectores Regulados

Apasionado por los nuevos retos. Amante de la familia, los deportes, los viajes y las diferentes culturas.