3 minutos de lectura 30 marzo 2021
ey-delta-iv-heavy-rocket-launches-solar-probe-static-no-zoom-v2

CCB 2021: Un nuevo modelo para el futuro pospandémico

Por Juan López del Alcázar

EY España, Socio responsable del sector Private Equity y Managing Partner de Strategy and Transactions

Aficionado al golf tratando de consolidar un hándicap de un solo dígito. 20 años de experiencia en transacciones, asesorando a clientes financieros, corporativos y empresas familiares.

3 minutos de lectura 30 marzo 2021

A medida que repunta la confianza del capital, las empresas se preparan para ser cada vez más ágiles y resilientes tras un año inimaginable.

El alivio y el optimismo son los dos sentimientos que reflejan las respuestas de la última edición del informe EY Global Capital Confidence Barometer, realizada a más de 2.500 directivos de 52 países, incluido España, que registra en su 23ª edición una mejoría en las perspectivas de crecimiento de las empresas con respecto al informe anterior, publicado en marzo de 2020.

Alivio como resultado de conseguir avanzar por una fuerte incertidumbre y sobrevivir a una crisis existencial que ha visto caer los ingresos del 88% de las empresas globales y la rentabilidad un 92%.

Y el optimismo a medida que las lecciones aprendidas de esta crisis global han impulsado a los ejecutivos a profundizar en la estrategia y poner en marcha cambios de gran alcance en aspectos fundamentales de sus negocios. La gran mayoría – el 86% - ha llevado a cabo revisiones integrales de la estrategia y la cartera durante la pandemia.

El reinicio estratégico que surge de esta crisis se centra firmemente en una nueva agenda de crecimiento. Muchas compañías han activado el modo defensivo, moviendo las operaciones a gran velocidad, gestionando en un nuevo entorno digital, desafíos estratégicos, comerciales y operativos únicos. Esa agilidad estratégica ha alimentado una mentalidad optimista: una visión clara de un mañana mejor. Así, el 22% de los directivos entrevistados espera recuperar los niveles de rentabilidad previos a la pandemia este mismo año, mientras que el 44% sitúa este hito en 2022.

A la hora de elegir zonas geográficas para invertir, el 39% elegiría Europa como la región con mejores perspectivas y oportunidades de crecimiento para los próximos tres años, el 30% optaría por Asia-Pacífico y el 24% por América.

La visión de cómo llegar hasta allí es clara: restablecer, realinear, reiniciar.

Después de haber vivido uno de los años con mayor volatilidad de los últimos tiempos, el apetito por realizar operaciones corporativas en España ha vuelvo con fuerza, especialmente en sectores resilientes que han sido capaces de adaptarse a la situación actual. Alimentación, salud, tecnología, energía e infraestructuras son los que están concentrando mayor interés, especialmente por el capital privado. El escenario para este año sigue siendo muy favorable para las fusiones y adquisiciones debido a la abundante liquidez y a unos tipos de interés bajos

A pesar del colapso de las fusiones y adquisiciones en la primera mitad del año, las operaciones realizadas en 2020 registraron su valor más alto en la segunda mitad con 2,32 billones de dólares. Además, las transacciones crecieron en un 123% entre el primer y el segundo semestre de 2020. Casi la mitad de los directivos consultados planea seguir realizando operaciones en los próximos doce meses y casi dos tercios confía en poder adquirir activos transfronterizos.

Los ejecutivos consideran las fusiones y adquisiciones como una vía para desarrollar la resiliencia en sus empresas y una forma de contrarrestar la creciente preocupación sobre aranceles y flujos comerciales, según el 26%. Además, la adquisición de tecnología, de nuevo talento, así como la capacidad para producir nuevos productos o adquirir startup innovadoras son otras de las opciones que plantea el 25% de los consultados. 

Si bien la pandemia sigue siendo el problema número uno y el riesgo principal para los ejecutivos, los problemas preexistentes no se han ido, al contrario, muchos se han acelerado. Las empresas necesitan ser parte de la solución y comenzar a generar valor a largo plazo a través de un crecimiento sostenible e integrador que beneficie a todos los actores sociales.

En este sentido, la principal prioridad estratégica de los ejecutivos es mitigar el impacto a largo plazo de la desaceleración económica (22%). Tras la pandemia, el 63% planea aumentar la inversión en tecnología y capacitación digital, mientras que un 57% impulsará la inversión en su relación con el cliente.

Las empresas ahora planean no solo restaurar el rendimiento, sino también replantear el futuro para un mejor mundo pospandémico.

Resumen

Nuestro informe EY Global Capital Confidence Barometer mide la confianza corporativa en las perspectivas económicas e identifica las tendencias y prácticas principales con las que las empresas administran sus agendas de capital.

Acerca de este artículo

Por Juan López del Alcázar

EY España, Socio responsable del sector Private Equity y Managing Partner de Strategy and Transactions

Aficionado al golf tratando de consolidar un hándicap de un solo dígito. 20 años de experiencia en transacciones, asesorando a clientes financieros, corporativos y empresas familiares.