7 minutos de lectura 20 feb. 2019
person walking up stairs

Los pasos fiscales a la luz: rápidos cambios en la controversia fiscal

Por Rob Hanson

EY Global and Americas Tax Controversy Leader

Frecuente conferenciante sobre temas de política fiscal legislativa y regulatoria.

7 minutos de lectura 20 feb. 2019

A medida que aumentan las exigencias de transparencia fiscal, el negocio de los impuestos está experimentando un cambio fundamental. Exploramos seis pasos para manejar el riesgo.

La mejora de las medidas de transparencia y los nuevos requisitos de presentación de informes, muchos de ellos provocados por la erosión de la base y el desplazamiento de beneficios (BEPS), han tenido profundas implicaciones para el cumplimiento de reportes y cumplimiento fiscal de las empresas, las auditorías y las crisis, y el riesgo reputacional. Esto, a su vez, ha aumentado la necesidad de que las empresas desarrollen un enfoque cohesivo de la gestión de riesgos y crisis.

La tarea de gestionar el riesgo y las controversias fiscales es más difícil que nunca.
Rob Hanson
Líder en Controversias Tributarias Globales de EY

Al mismo tiempo, las administraciones tributarias están aprovechando el poder de la digitalización para aprovechar mejor los recursos limitados y extraer más valor de la información que reciben. Las autoridades fiscales confían cada vez más en los métodos digitales para recopilar los datos de los contribuyentes, y están utilizando el análisis de datos para extraer estos datos con el fin de ayudarles a impulsar la recaudación de impuestos, orientar las iniciativas de cumplimiento y mejorar la eficiencia general.

Las autoridades fiscales están haciendo un uso estratégico de la analítica de datos para realizar determinaciones de cumplimiento y auditoría y están compartiendo cada vez más estos datos con las autoridades fiscales de otras jurisdicciones. Esto expone a las empresas a un mayor riesgo si su personal, procesos y sistemas están anticuados o no están sincronizados con los requisitos y expectativas del gobierno.

Y justo cuando las empresas se están adaptando a los rápidos cambios en la política fiscal y la aplicación de la ley que traen consigo BEPS y la revolución digital, una ola de incertidumbre política ha añadido una nueva arruga al entorno de riesgo fiscal. Estas "incógnitas" han llevado a muchas empresas a analizar el impacto potencial que estos eventos podrían tener en su estrategia fiscal y en sus operaciones comerciales.

El juez de la Corte Suprema de los Estados Unidos, Louis Brandeis, dijo que la luz solar es el mejor desinfectante. Pero la luz del sol también puede dañar a aquellos que no están preparados para enfrentar la intensidad de los rayos del sol. Nuestra serie de Encuestas de Riesgo y Controversias Tributarias 2017 indica que las empresas de todo el mundo están considerando actualmente el entorno de cumplimiento como un prisma a través del cual interpretan las demandas de mayor transparencia.

La luz del sol se dispersa en un espectro de rojo, naranja, amarillo, verde, azul, índigo y violeta. Cada color merece su propia contemplación. Y aquellos que entran en la luz deben considerar los riesgos y tomar las precauciones necesarias antes de entrar en este nuevo (y hostil) ambiente.

Seis pasos a seguir para manejar la controversia fiscal

Al analizar los resultados de nuestra encuesta, identificamos seis áreas en las que las organizaciones pueden centrarse para adaptarse a este entorno cambiante.

1. Adoptar un enfoque estratégico para la gestión del riesgo fiscal

La encuesta muestra que los factores de riesgo fiscal que se esperan desde hace tiempo se han convertido en una realidad, por lo que es importante que las empresas estén preparadas para hacer frente a cualquier forma que adopte, desde responder a auditorías agresivas o desafíos a los acuerdos de precios de transferencia, hasta gestionar los problemas de reputación relacionados con los impuestos, o examinar las estructuras empresariales y transfronterizas existentes.

Un enfoque integrado, holístico, global y de extremo a extremo puede ayudar a las empresas a detener la controversia antes de que se produzca mediante el uso de sistemas de gobierno vertical, sistemas y procesos que mejoren la supervisión y el cumplimiento. Este enfoque también ayuda a las empresas a realizar un seguimiento de la visibilidad, la supervisión y la evaluación de riesgos para que puedan gestionar mejor las controversias que se produzcan.

Además, la elección del mecanismo de resolución de disputas más adecuado, ya sea la gestión de exámenes, la gestión de apelaciones, el arbitraje o los litigios, permite una resolución más rápida para que las empresas puedan volver a centrarse en su misión principal.

2. Ser proactivo en la gestión del riesgo fiscal y de reputación

Para hacer frente a los requisitos mejorados de presentación de informes y divulgación impulsados por BEPS y a un mayor escrutinio de las auditorías, asegúrese de que su departamento de impuestos cuente con los conocimientos, el personal, el presupuesto y otros recursos necesarios para cumplir con las nuevas exigencias de la función tributaria. Evaluar los riesgos de reputación que puedan surgir y asegurarse de que las partes interesadas de la junta y de la suite C comprendan plenamente que el perfil fiscal de su empresa es un problema tanto financiero como de reputación.

Desarrollar, con el asesoramiento y consentimiento de la junta directiva, una política clara que explique el enfoque de la empresa en la planificación fiscal. Al desarrollar esta política, tenga en cuenta que el consejo, el director general y los representantes de la empresa deben sentirse cómodos con hacer pública la política y, si es necesario, estar preparados para defenderla.

Al mismo tiempo, decida cuán transparente quiere ser su negocio en términos de revelar el monto de los impuestos que paga en los países en los que hace negocios; una vez tomada la decisión, desarrolle un plan para comunicarlo a las partes interesadas externas y a las autoridades fiscales de manera coherente.

3. Adoptar un enfoque global para la gestión de las controversias fiscales

En un mundo en el que cada vez se comparte más información entre las autoridades fiscales, la aplicación agresiva de la ley y los riesgos de reputación asociados, es fundamental mantener una perspectiva global de todas las jurisdicciones en las que opera su negocio. La implementación de un enfoque globalmente coordinado mejora su capacidad para gestionar y priorizar el riesgo y podría ayudar a mitigar el impacto de la controversia.

La creación de un marco de gestión de auditoría fiscal global, una plataforma de cumplimiento global y un marco de información de gestión de controversias fiscales, así como el uso de herramientas previas a la presentación de solicitudes y de modelos económicos, pueden aportar claridad, confianza y mayor certidumbre. Un enfoque global puede aportar beneficios en toda la empresa: una reducción del riesgo de auditoría, un mayor control de las auditorías relacionadas con cuestiones delicadas, una gestión proactiva de las controversias fiscales y un mayor intercambio de conocimientos.

4. Cerrar la brecha de preparación de la administración tributaria digital

Con muchos gobiernos que requieren informes casi en tiempo real y que realizan análisis de datos cada vez más sofisticados, las autoridades fiscales están ganando visibilidad global. Las empresas necesitan mejorar sus capacidades digitales para poder satisfacer las demandas de este nuevo mundo de la administración fiscal digital.

La puesta en marcha de un nuevo modelo operativo digital es un paso esencial. Esto significa que las empresas necesitan asegurarse de que entienden los requisitos de datos de las autoridades fiscales, pueden formatear los datos de origen para cumplir con los requisitos de los países locales y disponer de las herramientas adecuadas para preparar las declaraciones de impuestos digitales.

Las empresas también deben realizar análisis de los datos antes de archivarlos y poner en marcha un proceso para archivar los archivos digitales con fines de auditoría. Las empresas deben considerar el desarrollo de una compilación de datos en tiempo real para la defensa de auditorías y otras posibles controversias, así como de un portal fiscal regional o mundial para supervisar y realizar un seguimiento de las auditorías y las recaudaciones.

5. Utilizar mecanismos alternativos de resolución de conflictos (ADR) de forma estratégica.

Evaluar las diversas herramientas de pre-filing (acuerdos de precios por adelantado, acuerdos de pre-filing, acuerdos de cumplimiento cooperativo) para determinar si alguna podría ser un método apropiado para que su empresa reduzca los riesgos y controversias futuras, teniendo en cuenta los costos y beneficios que conllevan dichas herramientas. Trabajar para construir mejores relaciones con las autoridades fiscales (una buena relación de trabajo con las autoridades fiscales es un factor crítico para el éxito de cualquier proceso de ADR).

También evalúe los pros y contras de los mecanismos de resolución de disputas que están disponibles si las disputas no pueden ser evitadas - incluyendo apelaciones, litigios, mediación, arbitraje y el procedimiento de acuerdo mutuo (MAP). A medida que aumentan las disputas fiscales transfronterizas con las autoridades fiscales, considere la posibilidad de acceder a MAP antes para resolver posibles disputas fiscales. Desarrollar una filosofía consistente de la controversia: ¿bajo qué circunstancias se resolverán, litigarán o manejarán las disputas?

6. Aproveche al máximo a su personal, sus procesos y su tecnología

Establecer marcos claros para el control interno de los impuestos, la gestión de controversias, la administración tributaria digital y las comunicaciones. Si algunos asuntos fiscales no son gestionados directamente por la función fiscal, asegúrese de que exista una buena coordinación entre la función fiscal y la(s) unidad(es) empresarial(s) que se encarga(n) de esos asuntos fiscales.

Asegúrese de que su función fiscal cuenta con procesos de gestión de auditoría claros y con la tecnología y las herramientas de software adecuadas para supervisar el cumplimiento fiscal global de su empresa y las obligaciones de presentación de informes, y de que puede responder rápidamente a las demandas de datos de las autoridades fiscales (en particular, los nuevos requisitos de datos digitales).

Asegúrese de que sus procesos de documentación cumplen con las normas BEPS y con el esquema de impuestos específico del país. Proporcionar informes periódicos y tableros de gestión sobre los riesgos y controversias fiscales de la empresa al CEO y al directorio, así como a otras unidades de negocio (según corresponda).

El futuro de la información fiscal y la transparencia

Con el aumento de la demanda de transparencia como motor clave del riesgo, el negocio de la fiscalización está experimentando un cambio global fundamental. Anteriormente, escribimos que el cumplimiento tributario es el prisma a través del cual se ve más transparencia —o luz solar, por utilizar la metáfora del juez Brandeis—. Dependiendo del ángulo con el que las empresas ven el prisma, la luz de la transparencia se dobla y refracta; la densidad óptica cambia. Esta serie se esfuerza por ayudar a todos los interesados a ver el arco iris en todo su esplendor.

  • Metodología de la encuesta

    Para nuestra serie de Encuestas de Riesgo y Controversias Tributarias de 2017, recolectamos y analizamos los aportes de los contribuyentes sobre lo que están viendo en la práctica en una variedad de aspectos a lo largo del ciclo de vida tributario de la planificación, provisión, cumplimiento y presentación de informes. Nuestra encuesta incluyó a 901 ejecutivos de impuestos y finanzas en 69 jurisdicciones en más de 17 industrias.

Resumen

Los rápidos cambios en la política fiscal y en la aplicación de la ley que han traído consigo BEPS y la revolución digital han añadido nuevas arrugas al entorno de riesgo fiscal.

Acerca de este artículo

Por Rob Hanson

EY Global and Americas Tax Controversy Leader

Frecuente conferenciante sobre temas de política fiscal legislativa y regulatoria.