3 minutos de lectura 1 julio 2021
ey planning and graphics

Competencia laboral y competencias profesionales: el escenario del futuro

Por Pedro Egea

EY España, Socio del área de People Advisory Services

Consultoría, ingeniería, innovación y transformación. Marido y padre. Pasión por el mar, la vela y el mundo del motor.

3 minutos de lectura 1 julio 2021
Temas relacionados People Advisory Services COVID-19

Estudio de perfiles profesionales y habilidades asociadas.

Desde hace ya algunos años se ha ido extendiendo la idea de que vivimos en un entorno cambiante y que, además, cambia cada vez más rápidamente. El impacto de la pandemia ha supuesto una extraordinaria aceleración de este proceso de cambio, que ha alterado nuestras formas de vivir, de relacionarnos, de trabajar. Precisamente por ello, son más necesarios los ejercicios de prospección que nos permitan despejar en cierta medida las incógnitas que se ciernen sobre nuestro futuro.

Este es el objeto del Estudio de perfiles profesionales y habilidades asociadas que recientemente ha llevado a cabo EY, por encargo de la Universidad Internacional de Andalucía, para identificar los perfiles profesionales que serán más demandados en el futuro inmediato y las habilidades, conocimientos y competencias que van a requerir para su desempeño. Este estudio supone una herramienta clave para avanzar en la alineación de la oferta de formación superior con la demanda del mercado laboral en el futuro. Hemos trazado, con un profundo análisis de múltiples fuentes de primer orden, el escenario del futuro del trabajo en España, contemplando las tendencias más destacadas, tanto estructurales, motivadas por la evolución de la economía y los mercados, como coyunturales, incluyendo los efectos de la pandemia de la COVID-19.

Mediante este análisis hemos seleccionado como los sectores más destacados en la prospectiva laboral los relativos a cinco áreas clave, además del grupo más relacionado con esos impactos coyunturales. En primer lugar, el ámbito Digital, con los porcentajes de crecimiento más altos y un incremento esperado casi exponencial, debido a la dependencia de las empresas de perfiles que sepan manejar la tecnología actual y adaptarse a la futura.

Junto con ello, destaca el sector de Business, que integra las profesiones categorizadas como de “negocio” y representa el segundo mayor porcentaje de las ofertas de empleo online.

El tercer grupo es el sector englobado en la Care Economy, que adquiere una importancia reseñable, incluyendo el grupo de profesionales de la salud y perfiles profesionales que se espera que crezcan en un futuro y están relacionados con el cuidado de personas (aspectos físicos y psíquicos).

En cuarto lugar, señalamos el área de Ciencia e Ingeniería, donde destacan los perfiles altamente cualificados y relacionados con el mundo de la ingeniería, así como aquellos con labores más próximas al desarrollo de nuevas tecnologías (ya sea porque forman parte de los equipos que las crean, impulsan o generan, como porque realizan adaptaciones necesarias a su aplicación), así como los vinculados a la economía sostenible.

Finalmente, es preciso mencionar el sector de la Educación, habitualmente entre los más demandados, que se está viendo abocado a una transformación por el impacto de las nuevas tecnologías en el mundo de la enseñanza y su avance motivado por la crisis del COVID. En este sentido, también se señalan entre los perfiles más destacados, como se ha dicho, algunos vinculados con el impacto de la pandemia.

Dentro de estos sectores, hemos identificado 81 perfiles profesionales que resaltan por su alto volumen de demanda en la actualidad y sus elevadas perspectivas de crecimiento en el futuro. Comenzando por el ámbito digital, cabe destacar los perfiles asociados a grandes datos, inteligencia artificial, ingeniería o cloud computing, de forma que, por ejemplo, el puesto de Artificial Intelligence Specialist es el de mayor crecimiento esperado en la nueva economía.

Con respecto al sector Business es preciso resaltar la relevancia de los ámbitos de People and culture, Product development, innovation and Agility, o Sales, marketing and content, lo que apunta a perfiles asociados a Atención al Cliente, Recursos Humanos, directivos (operaciones, financieros, etc.), Desarrollo de Producto, Innovación y los perfiles relacionados con el mundo de las Ventas, el Marketing, etc. En tercer lugar, en el ámbito de Care Economy, hay que recordar que el sector salud es el grupo profesional de mayor volumen, que solo en EEUU representa casi un 40% del total de ofertas de empleo online y tiene altas expectativas de crecimiento en Europa y España debido a sus condiciones sociodemográficas.

Por su parte, en el sector de Ciencia e Ingeniería, destacan perfiles como los ingenieros de robótica, que trabajan en el desarrollo de nuevas aplicaciones o los ingenieros de ciberseguridad, cuya labor está más ligada a dar respuesta a la innovación en el campo de la seguridad; junto con los empleos relacionados con el aprovechamiento sostenible, que están ganando relevancia y adquieren expectativas de crecimiento muy altas.

Finalmente, además de la especialización tecnológica en los perfiles del sector educativo, el impacto de la pandemia motiva el incremento de expectativas en sectores relacionados con las necesidades de desinfección, gestión de los impactos legales, laborales, sobre todo, y en el mundo de la logística con la adopción de nuevas tecnologías (blockchain, drones, etc.).

Junto con este análisis, el estudio de las habilidades y competencias asociadas a estos perfiles plantea un contexto formativo muy claro, con un evidente peso de las tecnologías. Así, dentro de las 20 habilidades que mejores expectativas de crecimiento tienen, según Burning Glass, solo aparecen habilidades digitales o habilidades relacionadas con el mundo del cuidado personal como cuidado de niños o análisis de comportamiento. Más aún, de estas dos decenas de habilidades, 17 son digitales y cada vez están más asociadas a competencias en tecnologías concretas, reflejando el alto grado de especialización dentro de estos perfiles, de forma que según varios expertos las habilidades digitales más solicitadas actualmente en España son cloud computing, Java, Javascript, Springframework, HTML, Python, etc.

El estudio cruzado de sectores, perfiles y competencias plantea un escenario en el que existen una serie de rasgos muy destacados, comenzando por la importancia de las capacidades tecnológicas, competencias transversales y soft skills. Esto es así por el propio empuje de los avances tecnológicos, de forma que se espera que la automatización y la Inteligencia Artificial afecten al 22% de las actividades laborales actuales, al mismo tiempo que los factores demográficos motivan la importancia de las habilidades más “humanas”, que tienen que combinarse con las capacidades tecnológicas.

Además, las nuevas formas de trabajar en el entorno tan cambiante donde compiten las empresas obligan a desarrollar habilidades como la resiliencia, la colaboración virtual, la flexibilidad, el liderazgo del cambio y el aprendizaje continuo. Junto con ello, hay que resaltar el empuje de la sostenibilidad, como corriente social y política, que además se ha convertido en un área con potencial económico que cada día crece más, recibiendo el impulso de las políticas a distintos niveles e impactando de forma clave en el mercado laboral.

En el ámbito social es preciso reseñar la fuerte expectativa de crecimiento del sector salud, debido a factores como los cambios sociodemográficos, el aumento de la esperanza de vida, el estado de bienestar promovido por las políticas gubernamentales y la reciente pandemia de la COVID-19.

Finalmente, hay que volver a mencionar que la epidemia también ha impactado en el sector educativo, impulsando la transformación digital en este ámbito y motivando una clara necesidad de reskilling del profesorado y de las metodologías que hasta ahora se venían aplicando, pero no se puede obviar el efecto de la crisis de salud en el conjunto del mercado de trabajo, con consecuencias aún indeterminadas en el largo plazo, pero con efectos inmediatos en sectores como los mencionados, o como higiene y seguridad, logística o servicios jurídicos.

Resumen

Esta prospectiva nos muestra un escenario con un claro peso del factor tecnológico, pero también del factor humano. Una combinación que, sin lugar a dudas, marcará el devenir de nuestro futuro y las orientaciones que tomen las transformaciones en un contexto en el que la única constante es el permanente cambio.

Acerca de este artículo

Por Pedro Egea

EY España, Socio del área de People Advisory Services

Consultoría, ingeniería, innovación y transformación. Marido y padre. Pasión por el mar, la vela y el mundo del motor.