24 mar. 2022
523690072

ESG: la estrategia comercial para combatir el cambio climático

Autores
Ruth Guevara Zavaleta

Climate Change and Sustainability Services Leader, EY Latin America North

Ruth es economista, especializada en regulación, comercialización y desarrollo de proyectos de generación eléctrica, ESG y sustentabilidad en México. Tiene dos hijos y le encanta cocinar.

Dafna Siegert

Business Consulting Leader, EY Latin America North and Energy Segment Leader, EY Colombia

Experta en la industria energética latinoamericana. Busca la excelencia de sus equipos a través de la sostenibilidad y la calidad de vida. Mamá orgullosa de tres hijos. Es triatleta y maratonista.

24 mar. 2022

En resumen:

  • 85% de los consumidores afirma que la sustentabilidad de las empresas es un factor a evaluar en sus decisiones de compra
  • El número de reglamentos y normas centrados en los factores ESG se ha duplicado en los últimos cinco años
  • Estar a la vanguardia en los temas de ESG puede generar una ventaja competitiva para las empresas de Latinoamérica 

En los últimos años, el cambio climático y la responsabilidad social han encabezado las preocupaciones de las empresas. Hoy en día, se espera que la estrategia comercial de las compañías incluya acciones en materia ambiental, social y de gobernanza (ESG, por sus siglas en inglés). Esto se da no sólo como respuesta ante la pandemia de COVID-19, sino como una forma de abordar las expectativas de los grupos de interés, incluyendo inversionistas, clientes, colaboradores y socios comerciales. 

De acuerdo con el Future Consumer Index de EY, el

85%

de los consumidores afirma que la sustentabilidad de las empresas es un factor a evaluar en sus decisiones de compra.

Otros estudios han demostrado que los colaboradores que mantienen un propósito similar al de su empleador tienen tres veces más probabilidades de permanecer en una empresa a largo plazo. Finalmente, a nivel global, el número de reglamentos y normas centrados en los factores ESG se ha duplicado en los últimos cinco años. 

Por otro lado, el mercado financiero ejerce una de las mayores presiones que existen actualmente para incluir estrategias de ESG en las empresas. La edición 2020 de la Encuesta para Inversionistas Institucionales a Nivel Global de EY, aplicada a más de 300 inversionistas, indica que: 

El

73%

de los encuestados dedicará más tiempo y atención a la evaluación de los riesgos físicos del cambio climático y sus implicaciones cuando tomen decisiones de asignación y selección de activos.

Además, el 71% de los encuestados opinó lo mismo con respecto a los riesgos transitorios derivados del cambio climático.

Derivado de lo anterior, estar a la vanguardia en los temas de ESG puede generar una ventaja competitiva para las empresas que integren conceptos de sustentabilidad en su visión y propósito, así como en la planeación de negocio, asignación de capital, gestión de cadenas de suministro, comercialización e inversiones.  

  • ¿Cómo afecta esto a empresas en Colombia?

    Si bien las emisiones de gases de efecto invernadero representan alrededor del 0,6% de las emisiones globales, Colombia es uno de los países con mayor vulnerabilidad climática. Solo en 2020, las emisiones de GEI del país alcanzaron 291,3 Mt CO2eq %. Es por esto que Colombia se ha comprometido a emitir un máximo de 169,44 millones de toneladas de CO2 en 2030, lo equivalente a una reducción del 51% en base a las emisiones proyectadas para dicho año. Las empresas con presencia en el país se suman a estas iniciativas al estar sujetas a regulaciones como la Ley de Acción Climática, que tiene por objetivo trazar el camino a la neutralidad de carbono a la que el país se ha comprometido para el año 2050. 

    Adicional a esto, existe una presión por parte de los inversionistas para conocer más información ASG y de cambio climático que les permita tomar decisión basada en información existente y que les permita gestionar de modo adecuado los riesgos emergentes y de la sostenibilidad. En 2021, Colombia evidenció dos momentos en este sentido, el primero fue en junio al cierre de las Jornadas de Inversión Responsable, donde los signatarios de PRI (Principios de Inversión Responsable), lanzaron la iniciativa de “Solicitud de divulgación de información ambiental, social y de gobierno corporativo (ASG) a los emisores públicos en Colombia”, y la segunda fue en diciembre del mismo año cuando la Super Financiera emitió la Circular Externa 031 de 2021 que imparte instrucciones sobre la revelación de información de asuntos sociales y ambientales, incluidos los climáticos, bajo una perspectiva de materialidad financiera bajo los estándares SASB y TCFD.

Principales beneficios de las estrategias de ESG y cómo comenzar

La preocupación por un planeta más sustentable es un fenómeno en crecimiento a nivel global y la región de Latinoamérica no es la excepción. Se espera que la preocupación por temas de ESG continúe siendo una prioridad para juntas directivas, inversionistas y reguladores. 

Esta tendencia representa una oportunidad para las empresas de la región para obtener ventajas competitivas frente a sus pares. La evidencia demuestra que, de forma creciente, las compañías reconocidas como sustentables superan financieramente a sus competidores. De acuerdo con la encuesta a Inversionistas Institucionales citada previamente, de 2016 a 2020 el número de encuestados que usaron información no financiera para la toma de decisiones de inversión creció en casi el doble (46.5%, ver Figura 1). Adicionalmente, el mercado para productos y servicios sustentables ha crecido hasta superar los 100,000 millones de dólares.  

En este sentido, el enfoque a largo plazo de las estrategias comerciales deberá facilitar las operaciones sostenibles para mitigar riesgos relacionados con el cambio climático y aprovechar las posibles ventajas competitivas en cuanto a la rentabilidad y cumplimiento regulatorio. Algunos pasos que las organizaciones pueden tomar para iniciar la conversación son:

  1. Identificar la madurez de la empresa en materia de ESG 
  2. Definir las expectativas de los accionistas y establecer compromisos
  3. Integrar el ESG en su estrategia organizacional
  4. Crear valor a través de la innovación y la tecnología
  5. Comunicar resultados a través de la gobernanza y resultados no financieros.

Los nacientes esfuerzos regulatorios en la región dan a las empresas la posibilidad de tomar una decisión estratégica entre tener una voz y formar parte de la transición global con la planeación necesaria para adaptarse a los cambios y obtener el máximo beneficio, o esperar y ser objeto de una transición impuesta desde fuera.

Resumen

En los últimos años, la sustentabilidad ha encabezado las preocupaciones de las empresas. El número de reglamentos y normas centrados en los factores ESG se ha duplicado en los últimos cinco años, y los inversionistas incorporan cada vez más los aspectos no financieros a sus decisiones de inversión. Por lo tanto, estar a la vanguardia en estos temas puede generar una ventaja competitiva para las empresas de Latinoamérica.

Acerca de este artículo

Autores
Ruth Guevara Zavaleta

Climate Change and Sustainability Services Leader, EY Latin America North

Ruth es economista, especializada en regulación, comercialización y desarrollo de proyectos de generación eléctrica, ESG y sustentabilidad en México. Tiene dos hijos y le encanta cocinar.

Dafna Siegert

Business Consulting Leader, EY Latin America North and Energy Segment Leader, EY Colombia

Experta en la industria energética latinoamericana. Busca la excelencia de sus equipos a través de la sostenibilidad y la calidad de vida. Mamá orgullosa de tres hijos. Es triatleta y maratonista.