Boletín de prensa

27 sep 2019 Buenos Aires, AR

Solo un cuarto de las firmas esperan aumentar sus inversiones el año próximo

Los empresarios ya auguran un año magro para sus negocios en 2020.

Contacto para prensa

Ricardo Furman

Director de Relaciones Institucionales, EY Argentina.

Posee más de 40 años de experiencia en distintas posiciones de la línea y áreas de servicios al cliente. Le gusta estar en familia y viajar. Sus hobbies son las artes marciales, los comics y el surf.

La Nación | Por Sofía Diamante

Un estudio presentado en la convención del IAEF muestra que poco más de la mitad tendrán más ventas

No hace falta esperar el resultado de las próximas elecciones presidenciales. Los empresarios ya auguran un año magro para sus negocios en 2020, según la encuesta anual que realiza la consultora EY desde hace 16 años, y que fue difundida ayer en la 40ª Convención Anual del Instituto Argentino de Finanzas (IAEF). El encuentro se hizo en el Hotel Llao Llao. Frente al lago Moreno, ejecutivos y empresarios se reunieron para escuchar de boca de Pablo De Gregorio, socio de EY, lo que ellos ya sabían: “Hoy existe una gran incertidumbre que está haciendo que la toma de decisiones sea muy difícil y esto impacta en los negocios”.

Solo el 25% de las 60 empresas que participaron de la encuesta cree que las inversiones se incrementarán el próximo año. Este porcentaje es muy inferior al 45% que creía el año pasado que aumentarían las inversiones –aun en medio de la corrida cambiaria que hubo en septiembre de 2018–, al 46% de 2017 y al récord de 81% en 2016. En concreto, el 53% de los encuestados dijeron que mantendrán el mismo nivel de inversión que este año y el 23% dijo que decrecerán.

En relación con sus ventas, el 55% de los participantes estima que crecerán el año que viene, mientras que el 11% indicó que se mantendrán constantes y el 34% dijo que caerán. En cuanto a la rentabilidad, los resultados fueron muy parejos: un 42% cree que subirá y otro 42% estima que caerá; el 17% dijo que se mantendrá igual.

“La incertidumbre sobre la evolución de la coyuntura actual está demorando la toma de decisiones por parte de las empresas y las lleva a ser muy conservadoras en sus expectativas para el año próximo”, señaló De Gregorio.

Cristiano Rattazzi, presidente de Fiat Chrysler Automobiles, hizo un repaso de los últimos cuatro años del Gobierno: “Nos prometieron llevar la inflación a un dígito y ahora está fuera de control. Nos dijeron que iban a terminar con la pobreza y ahora es mayor. Nos prometieron el pacto fiscal para bajar impuestos, y ahora tenemos de nuevas retenciones y no bajaron ni Ingresos Brutos ni el impuesto al cheque ni sellos. Me encantan los consensos, pero qué país vamos a consensuar”, se quejó, y fue aplaudido por el público.

“Votan a Alí Babá y los 40 ladrones y no les importa nada. Alí Babá tuvo una genialidad que fue poner a competir a una persona que no era parte de ese grupo. El 46% de las personas dicen que no pueden ser tan malos. Pro pensaba confrontar con Cristina, por eso nunca puso mucho esfuerzo para ponerla en cana. Lo de ella fue muy hábil. Son jugadas que hay que saber hacer en política. Lo conozco [a Alberto Fernández], es una persona lógica y normal. Por eso no creo que estemos pareciéndonos a Venezuela”, agregó, y concluyó: “Se necesitan 20 años de hacer las cosas bien para construir la infraestructura y hacer todo lo que hay que hacer”.

Isela Costantini, gerenta general del Grupo ST, le sacó una risa al público al decirles que “no saben lo difícil que es hacer política”. “Más del 50% de los argentinos tienen hambre. Para encontrar consensos, hay que encontrar cuáles son las necesidades que son comunes. Que las personas puedan comer es importante. Después hay que explicarles por qué es necesario que haya seguridad jurídica”, dijo la expresidenta de Aerolíneas Argentinas y de General Motors.

Coincidió Vicente Campenni, CEO y gerente general de Invap, que dijo que “generar consensos lleva esfuerzo”. “El que nos roba vuelve a ser elegido. Lo único que nos puede sacar adelante es la cultura del trabajo”, señaló.

Los sectores que los ejecutivos destacaron con mayor potencial de crecimiento para los próximos años son el agro y la energía. “En estos sectores la Argentina es competitiva y solo es necesario que la gestión empresarial cuente con un marco claro y sustentable en el largo plazo”, dijo De Gregorio.

Con relación a las acciones del Estado que mejorarían la competitividad y facilitarían un plan de inversiones, mencionaron la simplificación tributaria y administrativa (47%), y acuerdos entre el Gobierno, sindicatos y empresas (24%). Ante la pregunta de cuál es el sector de la sociedad que debería incentivar la generación de confianza, los empresarios destacaron la necesidad de mejorar el funcionamiento del Poder Judicial.