Boletín de prensa

17 jun. 2021 London, GB

Empresas que enfrentan desafíos cruciales con la gestión de entidades legales post COVID-19

Londres, 17 de junio de 2021. Las empresas de todo el mundo están luchando para gestionar sus redes de entidades legales debido a la falta de información, los recursos limitados y las brechas tecnológicas, lo que podría afectar a los acuerdos cruciales de fusiones y adquisiciones y a las reestructuraciones de la cadena de suministros a medida que los países emergen de la pandemia de COVID-19, según una nueva encuesta de EY Law - Servicios legales y el Harvard Law School Center on the Legal Profession.

Contacto para prensa
EY Global

Organización multidisciplinaria de servicios profesionales

  • El 89% de los encuestados se enfrenta a desafíos en la gestión de sus entidades legales
  • La falta de información, los recursos limitados y las brechas tecnológicas son los principales problemas
  • Los planes de fusiones y adquisiciones y la reestructuración de la cadena de suministros posterior a COVID-19 podrían verse afectados

El informe – ¿Cómo puede evolucionar la gestión de las entidades hacia una gobernanza eficaz? – es el último de una serie de tres que exploran las oportunidades y los desafíos legales a los que se enfrentan las organizaciones globales hoy en día. Recoge las opiniones de 2.000 líderes de 17 sectores y 22 países de todo el mundo. Según la encuesta, casi nueve de cada diez empresas de todo el mundo (89%) se enfrentan a serios desafíos en la gestión de sus entidades legales y esto llega en un momento en el que un gran número de organizaciones se están preparando para realizar grandes transacciones en las que el éxito puede depender de que tengan un claro conocimiento de sus operaciones en todo el mundo.

Kate Barton, EY Global Vice Chair - Impuestos dice:

"Las empresas de hoy en día tienen innumerables prioridades que compiten entre sí, y la gestión de las entidades legales no es una de las primeras en la lista de tareas. Sin embargo, las organizaciones que pasan por alto este aspecto del trabajo legal y de cumplimiento lo hacen bajo su propio riesgo. A medida que salimos de la pandemia global, las actividades críticas para el negocio, como la reestructuración de la cadena de suministros y la actividad de fusiones y adquisiciones, vuelven a cobrar ritmo, pero las empresas que no tienen un firme conocimiento de sus entidades jurídicas no tendrán el camino claro que pueden necesitar para que estas transacciones sean un éxito".

Uno de los desafíos más generalizados a los que se enfrentan las organizaciones en su lucha por gestionar sus entidades jurídicas es la falta de información. Según la encuesta, más de dos tercios de los encuestados (68%) afirman que su empresa no dispone de información actualizada sobre sus entidades y una proporción similar (66%) señala que tiene problemas para mantenerse al día con los numerosos requisitos de cumplimiento de las jurisdicciones en las que tienen entidades en todo el mundo.

La limitación de recursos también es un problema crítico, tanto en términos de personal como de presupuesto. Casi todos los departamentos jurídicos encuestados (91%) son responsables de la gestión de las entidades legales de su organización, pero algo más de las tres cuartas partes de estos departamentos (76%) tienen un máximo de cinco gestores de entidades legales dedicados y, en consecuencia, muchos recurren a otras partes de su organización en busca de apoyo. Casi tres cuartas partes (73%) de los encuestados afirman que recurren a los departamentos financieros para que los ayuden a gestionar sus entidades legales, mientras que más de la mitad (53%) recurren a sus departamentos de Impuestos.

Además, casi todos los encuestados (96%) dicen tener problemas con la tecnología que utilizan para ayudar a gestionar sus entidades legales. El problema más común, citado por casi tres cuartas partes (72%) de los encuestados, es la dificultad para mantener los sistemas actualizados, a menudo como resultado de una implementación ineficaz o de la dependencia de una tecnología antigua. Además, más de seis de cada diez (62%) afirman que les resulta difícil hacer un seguimiento de la actividad de gobierno crítica a través de la tecnología de que disponen.

Otro factor agravante son las limitaciones presupuestarias. Casi nueve de cada diez encuestados (88%) indican que sus empresas están sometidas a una enorme presión para reducir costos, hasta el punto de que muchas no invierten en la mejora de estos procesos.

Más de dos tercios (68%) de las organizaciones encuestadas afirman que utilizan varios proveedores para gestionar sus entidades jurídicas en todo el mundo. Sin embargo, existe una clara tendencia a la racionalización, ya que el 57% afirma que está tratando de abandonar los modelos tradicionales de bufetes de abogados, que pueden implicar que una organización utilice un gran número de bufetes en todo el mundo. La encuesta muestra que las empresas que utilizan un único proveedor son cinco veces más propensas a decir que tienen un proceso definido para la gestión de las entidades legales; y son menos propensas a decir que se enfrentan a desafíos presupuestarios.

John Knox, EY Global Legal Managed Services Leader, dice:

"La información dispersa, los recursos limitados, la tecnología deficiente y la falta de procesos definidos son sólo algunos de los desafíos a los que se enfrentan las organizaciones en sus intentos de gestionar sus entidades legales. Está claro que no gestionar adecuadamente las entidades legales puede provocar retrasos innecesarios, presiones de tiempo y costos adicionales, por no mencionar la pérdida de ingresos y el posible daño a la reputación.

"Las grandes organizaciones pueden tener muchos cientos de entidades jurídicas en todo el mundo y a menudo las gestionan a través de un mosaico dispar de bufetes de abogados individuales, lo que puede resultar poco manejable y, como mínimo, costoso. La encuesta muestra que muchas empresas también intentan superar el problema de los recursos limitados, transfiriendo la responsabilidad de la gestión de las entidades jurídicas a sus funciones fiscales y financieras, que se enfrentan a sus propias presiones y no siempre tienen la experiencia o la comprensión de los mercados locales que es tan vital para gestionar el cumplimiento de las entidades legales en todo el mundo".

David B. Wilkins, Profesor de Derecho Lester Kissel, Vicedecano de Iniciativas Globales sobre la Profesión Jurídica y Director del Centro de la Profesión Jurídica de la Facultad de Derecho de Harvard, dijo:

"A medida que la economía global se recupera, las empresas se centran en impulsar el crecimiento y gestionar el riesgo en un entorno cada vez más complejo, al tiempo que reducen los costos. Los departamentos jurídicos se enfrentan al desafío de apoyar estas prioridades desarrollando un enfoque del riesgo más basado en los datos y mejorando los procesos de contratación para facilitar el crecimiento".

"En este tipo de entorno, es fácil que la gestión de las entidades jurídicas no se considere una prioridad. Sin embargo, la falta de información precisa sobre toda la gama de obligaciones legales y de cumplimiento de las entidades legales de una empresa puede ser un importante lastre para la productividad y crear riesgos inesperados. A menudo se trata de un problema que se pasa por alto, pero, como muestra el informe, hay formas en que los departamentos jurídicos y otras funciones corporativas relacionadas pueden utilizar recursos internos y proveedores externos para crear prácticas de gestión de entidades más eficientes y eficaces que mejoren la productividad y reduzcan el riesgo".

Para obtener más información sobre la 2021 EY Law Survey, visita ey.com/law.

- Fin -

Acerca de EY

EY existe para construir un mejor mundo de negocios, ayudando a crear valor a largo plazo para los clientes, las personas y la sociedad, y a fomentar la confianza en los mercados de capitales.

Por medio de datos y tecnología, los equipos diversos de EY, ubicados en más de 150 países, brindan confianza a través de la auditoría y ayudan a los clientes a crecer, transformarse y operar.

El enfoque multidisciplinario en auditoría, consultoría, legales, estrategia, impuestos y transacciones, busca que los equipos de EY puedan hacer mejores preguntas para encontrar nuevas respuestas a los asuntos complejos que actualmente enfrenta nuestro mundo.

EY se refiere a la organización global, y puede referirse a una o más, de las firmas miembro de Ernst & Young Global Limited, cada una de las cuales es una entidad legal independiente. Ernst & Young Global Limited, una empresa británica limitada por garantía, no presta servicios a los clientes. La información sobre cómo EY recopila y utiliza los datos personales y una descripción de los derechos de los individuos bajo la legislación de protección de datos están disponibles en ey.com/privacy. Las firmas miembro de EY no ejercen la abogacía donde lo prohíbe la legislación local. Para más información sobre nuestra organización, visite ey.com.

Este comunicado de prensa ha sido publicado por EYGM Limited, un miembro de la organización global de EY que tampoco proporciona ningún servicio a los clientes.

Acerca de la encuesta

La encuesta sondeó las opiniones de los líderes de los departamentos jurídicos, así como las de los equipos de compras, contratación comercial, desarrollo de negocios y gestión de entidades legales. El resultado es una serie de informes de EY Law - Servicios legales y el Harvard Law School Center on the Legal Profession que exploran los desafíos a los que se enfrentan los departamentos jurídicos de todo el mundo. Esta encuesta forma parte de la serie 2021 EY CEO Imperative, que proporciona respuestas y acciones críticas para ayudar a los abogados generales a replantear el futuro de su organización. Para más información sobre esta serie, visita ey.com/law.