3 minutos de lectura 21 feb. 2022

Retos y tendencias de los equipos jurídicos empresariales en América Latina para 2022

Por Daniel Acevedo Sánchez

Senior Manager and Legal Operations Services Leader, EY Law Latin America North

Apasionado por la tecnología, la creación de contenido digital y el futuro del Derecho. Fanático de la historia de la Salsa y la música afrolatina.

3 minutos de lectura 21 feb. 2022

Los departamentos jurídicos empresariales no han sido ajenos a la presión por innovar y ser más eficientes. Este estudio revela algunas de las principales tendencias para el 2022.

L
os departamentos jurídicos empresariales no han sido ajenos a la presión por innovar y ser más eficientes. Una dinámica de cambio que ya existía desde la época pre-COVID pero que con la pandemia se ha acelerado en todas las industrias y áreas funcionales de las organizaciones. 

A causa de la pandemia, los equipos jurídicos empresariales han comenzado un camino hacia la transformación de sus operaciones. Ahora, el reto está en identificar correctamente la prioridad de cada iniciativa a desarrollar para conseguir el máximo retorno a la inversión posible. Las áreas legales no son diferentes de cualquier otra área de la empresa que necesita demostrar el valor hacia el negocio de sus proyectos e iniciativas de innovación
Daniel Acevedo Sánchez
Senior Manager and Legal Operations Services Leader, EY Law Latin America North

Entre los meses de octubre y diciembre de 2021 lanzamos la encuesta Retos y tendencias de la función legal 2021-2022 Latam, en la cual más de 300 líderes de las áreas legales de empresas en América Latina compartieron sus experiencias acerca de cómo han afrontado la realidad empresarial en épocas de pandemia y cuál es su visión para el futuro a corto y largo plazo. 

Estas son las tendencias más relevantes para los equipos jurídicos para el 2022, según nuestros hallazgos:

  • Es necesario demostrar el valor de la innovación legal para el negocio: Aunque evidenciamos que muchos equipos jurídicos han iniciado al menos una iniciativa de innovación, muchos también nos manifestaron la dificultad de convencer a los usuarios internos de las áreas de negocio en la adopción de los cambios propuestos por las áreas legales. Hace falta conectar los proyectos de innovación de la función legal con los objetivos estratégicos de negocio para disminuir las fricciones existentes a la hora de impulsar el cambio.

  • La innovación no es una responsabilidad de una sola persona, pero necesita un equipo de trabajo: Más de la mitad de las áreas legales encuestadas nos manifestaron que no cuentan con ninguna persona o equipo encargado de impulsar los proyectos de innovación del departamento. Aunque la innovación no es responsabilidad de una sola persona, es necesario que existe al menos un rol responsable por monitorear el avance e impacto de los proyectos y de proveer el acompañamiento necesario a nivel de herramientas y metodologías para promover el éxito de las iniciativas propuestas.
  • La innovación legal debe apalancarse en herramientas existentes en la empresa, pero necesita recursos para su crecimiento: En línea con los dos puntos anteriores, evidenciamos que casi todos los encuestados reconocen la importancia de desarrollar proyectos de innovación para la función legal empresarial, pero menos de la mitad han comenzado alguna iniciativa en este sentido.

    La razón principal de la desconexión entre la intención y la ejecución está en la falta de recursos para iniciar. Recomendamos que en los primeros 12 meses las iniciativas de innovación de las áreas legales hagan uso de las herramientas existentes de la empresa para así crear la base que permitirá la expansión de la inversión hacia futuro.
  • El camino más fácil y poderoso para impulsar la innovación del equipo legal está en la colaboración con otras áreas. Evidenciamos que los equipos jurídicos más organizados en su operación del día a día no son necesariamente los equipos más grandes, lo que desmitifica la creencia que entre más personas tengas en tu equipo, mejor. 

    Los equipos con las prácticas más robustas de gestión son aquellos que involucran conocimientos multidisciplinarios en su quehacer del día a día, por ejemplo, profesionales en bibliotecología y archivística que son idóneos para las tareas de organización de información, o profesionales en ingeniería, matemáticas o estadística para el análisis numérico que permita identificar oportunidades de mitigación de riesgos legales de forma preventiva.

    El futuro de la función legal es multidisciplinario.  

Resumen

Entre los meses de octubre y diciembre de 2021 lanzamos la encuesta Retos y tendencias de la función legal 2021-2022 Latam, en la cual más de 300 líderes de las áreas legales de empresas en América Latina compartieron sus experiencias acerca de cómo han afrontado la realidad empresarial en épocas de pandemia y cuál es su visión para el futuro a corto y largo plazo. Conoce cuáles son las tendencias más relevantes para los equipos jurídicos para el 2022.

Acerca de este artículo

Por Daniel Acevedo Sánchez

Senior Manager and Legal Operations Services Leader, EY Law Latin America North

Apasionado por la tecnología, la creación de contenido digital y el futuro del Derecho. Fanático de la historia de la Salsa y la música afrolatina.