Infraestructura

Asesoramos en temas financieros, de adquisiciones, asociaciones estratégicas y público-privadas para proyectos y programas de infraestructura a gran escala.

Las estimaciones muestran que el 75% de la infraestructura que estará en funcionamiento en 2050 no existe en la actualidad.

La inversión en infraestructura y el desarrollo sostenible son prioridades para los gobiernos de todo el mundo. La rápida urbanización y el crecimiento de la población están ejerciendo presión sobre los mercados emergentes para que desarrollen nuevas infraestructuras críticas, mientras que el envejecimiento de los activos y la continua falta de inversión hacen que las economías desarrolladas tengan que ampliar su enfoque actual en la infraestructura.

Mientras tanto, las ciudades inteligentes están emergiendo como una necesidad de inversión, con la integración del crecimiento urbano, la tecnología, la infraestructura y los requisitos de capital que presenta un conjunto único de oportunidades y desafíos.

Apoyamos los programas de infraestructura de principio a fin con un enfoque integrado para ayudar a los propietarios, inversores y operadores a ofrecer valor asesorando a los clientes en materia de finanzas, adquisiciones, asociaciones estratégicas y público-privadas.

Directo a tu buzón

Mantente al día con las novedades de nuestro boletín. 

Suscríbete

The better the question. The better the answer. The better the world works.

Un brillante ejemplo de energía verde en Marruecos

Trabajamos con el Gobierno de Marruecos en sus esfuerzos por construir una innovadora planta solar que funcionará hasta bien entrada la noche.

The better the question. The better the answer. The better the world works.

¿Puede la energía sostenible impulsar el crecimiento sostenible?

Ante la dependencia de combustibles fósiles caros e importados, el Gobierno de Marruecos buscaba una forma de convertir la energía renovable en energía fiable, para ayudarlos a ser autosuficientes en materia de energía.

Piense en los bulliciosos zocos y bazares con vendedores ambulantes que gritan sus mercancías, mesas llenas de sedas y especias, y los ricos olores de la cocina flotando en el aire caliente y árido.

Al visualizar el país Marruecos, todos estos clichés pueden venir a la mente — un reflejo de la muy exitosa campaña respaldada por el gobierno para convertir este país norteafricano en un destino turístico. Hoy en día, Marruecos es el país más visitado de África.

Pero, el turismo todavía sólo representa una quinta parte de la economía marroquí. Para crear un crecimiento sostenible e inclusivo para sus 35 millones de habitantes, el Gobierno marroquí reconoce que necesita algo más que el turismo.

En la actualidad, alrededor del 45% de la población activa sigue empleada en la agricultura, a pesar de que ésta sólo impulsa alrededor del 12% del PIB. La industria manufacturera, la minería y la producción textil son áreas de crecimiento en Marruecos, con un enorme potencial. Pero, como la energía representa entre el 3% y el 30% de los costos de fabricación, según la industria, el acceso a una energía asequible y fiable ha sido durante años un factor importante en las decisiones de inversión industrial en las economías en desarrollo, como la de Marruecos.

Para agravar esto, Marruecos depende en gran medida de las importaciones de combustibles fósiles. Su economía es rehén de las fluctuaciones de los precios de la energía y la volatilidad de esos costos ha venido limitando su potencial de crecimiento.

La pregunta que el Gobierno marroquí comenzó a formular, inspirado por el propio rey de mentalidad ecológica, fue: ¿podría la energía sostenible ser una forma de sentar las bases de un crecimiento económico sostenible? Con la energía renovable considerada durante mucho tiempo como cara, poco fiable e intermitente (las turbinas eólicas no pueden generar energía en un día tranquilo, los paneles solares son inútiles por la noche, etc.), y la mayoría de las tecnologías de energía renovable que requieren enormes cantidades de inversión – hasta hace muy poco, la respuesta habría sido simplemente "no". Ningún mercado emergente se ha desarrollado usando energía renovable hasta ahora – pero eso podría estar a punto de cambiar.


            Imagen del banner capítulo 1
The better the question. The better the answer. The better the world works.

La puesta de sol no tiene por qué detener el aumento de la energía solar

Utilizar una estructura financiera y comercial que gestione el riesgo entre los sectores público y privado para construir una planta solar innovadora que genere electricidad después de la puesta del sol.

"Cuando el precio del barril de petróleo alcanzó los 140 dólares en 2008, se disparó la idea de que Marruecos tiene recursos naturales de primera clase, principalmente solares y eólicos", dice Obaid Amrane, miembro del consejo de administración de la Agencia Marroquí para la Energía Sostenible (Masen). "Nuestro objetivo es proteger a Marruecos de las fluctuaciones del mercado de la energía. Pero, sobre todo, la estrategia marroquí de energía renovable es para el bienestar de la población, ya sea a través del acceso a la energía o la creación de riqueza que los proyectos de energía renovable y la industria pueden aportar a la economía".

Construir una mejor fuerza laboral

Para que la economía marroquí siga creciendo, es vital mantener a los marroquíes en el país para asegurar un buen suministro de talento y mano de obra. Para ello, hoy en día, los mercados emergentes necesitan cada vez más una buena infraestructura para proporcionar un buen nivel de vida y una base subyacente de oportunidades económicas. Hoy en día — con el aumento de la conectividad a la web y el costo de vida más barato en comparación con los países vecinos más desarrollados — vivir y trabajar en Marruecos es más atractivo que nunca.

  • Perspectiva local | Cherkaoui Zahra

    En los últimos decenios, la incertidumbre económica y la falta de oportunidades profesionales han llevado a muchos marroquíes a buscar trabajo en el extranjero, como Cherkaoui Zahra, que ahora dirige la tradicional casa de huéspedes Riad Dar Nawfal en Salé. "Me trasladé a Francia para buscar trabajo a principios de los años setenta, empezando como camarera antes de ascender a gestionar un hotel de cinco estrellas en París", dice. Cuando abrió su riad en 2008, sólo había tres en Salé, una ciudad situada al otro lado del río de la capital, Rabat.

    Primero, Zahra siguió la ruta tradicional, dando a conocer su nuevo negocio a través de amigos, familia y la comunidad local. Pero, eso sólo la llevó hasta cierto punto. La financiación del Gobierno francés, a través del Instituto Francés, la ayudó a llegar a un público más amplio. Pero fue Internet lo que realmente hizo que las cosas empezaran, con aplicaciones de viajes y sitios de reseñas que ayudaban a los huéspedes de todo el mundo a encontrar su riad, a pesar de estar escondido en un callejón, que antes era imposible de encontrar sin un guía que se reuniera con los huéspedes a las puertas de la medina. Inspirada por su éxito, ahora hay 12 riads en Salé, que atraen a más visitantes e impulsan la economía local.

    "Estas nuevas tecnologías han contribuido realmente a nuestro éxito, que está ayudando a otras empresas locales que son nuestros proveedores, que está ayudando a mantener unidas a las familias y comunidades locales," dice Zahra.

    "¿Por qué un joven marroquí se mudaría a Francia para trabajar hoy, como yo lo hice cuando era joven, cuando la economía está creciendo y el costo de vida es más bajo aquí?" Zahra pregunta.

Donde una vez los cimientos para el crecimiento de un negocio fueron la ayuda de amigos y conexiones familiares, y tal vez el apoyo del gobierno, hoy en día el acceso a Internet es vital para el éxito. Y para eso, se necesita acceso a una electricidad fiable y asequible. Esto es algo que el gobierno marroquí ha reconocido — pero mientras Marruecos quiere crecimiento económico, no está dispuesto a perseguir el crecimiento a cualquier costo.

Economía y medio ambiente. No ó.

"Mientras que algunas economías en desarrollo han visto serios problemas de contaminación en busca de crecimiento económico, el Rey de Marruecos es muy consciente del medio ambiente", dice Stephen Auton-Smith, Director Ejecutivo de EY Infrastructure Advisory, "por lo que hubo un fuerte impulso político hacia la actividad de bajo carbono y el cambio climático en Marruecos".

Esto se hizo evidente en el período previo y posterior a la cumbre climática de la 22ª Conferencia de las Partes (COP22) en 2016. Entre los sitios turísticos tradicionales — y mucho más allá — algo comenzó a cambiar. El mundo moderno está llegando a Marruecos y convirtiendo al país en un faro de uso de energía sostenible.

"No somos uno de los países que más contribuye al cambio climático", dice Amrane, "pero vemos de manera muy real el impacto que tales cambios pueden tener en la vida cotidiana de las personas, ya sea a nivel local o global".

En su calidad de empresa de propiedad pública, Masen se encargó de encontrar formas de aumentar la capacidad de generación de energía renovable de Marruecos para acompañar el crecimiento económico del país de manera que se redujera al mínimo el daño al medio ambiente. Dado que el desafío principal se ha identificado como la necesidad de reducir la dependencia de las importaciones de combustibles fósiles y, al mismo tiempo, impulsar la economía, Marruecos está invirtiendo fuertemente tanto en energía renovable como en telecomunicaciones, las cuales trabajan conjuntamente para impulsar el crecimiento económico.

La conectividad necesita energía

"En las regiones más alejadas, sigue habiendo un problema de conectividad", dice Seddiq Sebbahi, ingeniero de telecomunicaciones marroquí y bloguero sobre el sector de la energía y la tecnología. "Hay teléfono, pero la gente necesita 3G, 4G para tener acceso a Internet para la educación, el empleo y así sucesivamente."

Aquí, la energía solar también se está desplegando, porque proporcionar conectividad a la web a través de teléfonos celulares requiere energía para las antenas de teléfono, pero "no hay red eléctrica en las zonas más remotas", explica Sebbahi. "Cuando llegue la red, tendremos que comparar los costes. Actualmente, el costo de las baterías es alrededor del 40% del total, y luego están los otros equipos — el cargador, el regulador, el aire acondicionado para mantener el equipo frío. No son sólo los paneles solares".

¿Cómo pueden ser fiables las energías renovables?

La única pregunta era cómo convertir este sueño en realidad a escala. Después de todo, la energía renovable puede ser limpia — pero cuando el viento deja de soplar, las turbinas de viento dejan de girar; y cuando el sol se pone, los paneles solares dejan de generar. ¿Cómo podría la energía renovable dar a Marruecos la energía fiable que necesitaba para impulsar su crecimiento económico?

La solución de este desafío recayó en Masen, que a su vez trajo a EY para consultar sobre la estrategia y la entrega. "Una parte clave de nuestro trabajo es ayudar a los gobiernos a conseguir y desarrollar infraestructuras a gran escala", explica Auton-Smith. "Para nosotros, la razón por la que nos levantamos de la cama por la mañana es para trabajar en proyectos de importancia global, primeros en su clase, que realmente pueden mover la aguja, y este es uno de esos proyectos".

Este sentido compartido de entusiasmo y el deseo de construir un mejor mundo de trabajo mediante la búsqueda de formas de suministrar energía renovable fiable de manera que se impulse el crecimiento económico fue reconocido rápidamente por Masen, que posteriormente nos ha contratado para un proyecto de seguimiento en Midelt, en el centro de Marruecos.


            Galería - imagen 1

Pasear por el zoco de Marrakech y cada linterna se ilumina ahora con bombillas de bajo consumo.

Mantener las luces encendidas

Un viaje de cinco horas y 200 km desde Marrakech, a lo largo de las sinuosas carreteras de las montañas del Atlas, es una parte de la respuesta a esta búsqueda de desarrollo sostenible. En primer lugar, el clima soleado de Marruecos contribuyó al auge del sector turístico, y luego la calidad de la luz atrajo a los cineastas a Ouarzazate. Ahora, ese mismo sol podría estar a punto de proporcionar la base para un éxito económico duradero.

La energía solar puede parecer una solución obvia para un país soleado en busca de electricidad, pero no es tan simple, dice Tarik Bourquouquou, Gerente de Planificación y Métodos, Plantas de Energía & Infraestructura, Masen. Después de todo, cuando el sol se pone, la generación solar se detiene.

El deseo de liderar verdaderamente el camino de la energía sostenible llevó a realizar amplios estudios y análisis en todo Marruecos, seguidos de estudios a nivel de tierra, incluyendo mediciones meteorológicas, hidrológicas, sísmicas y topográficas. Todo ello se introdujo en programas informáticos especializados para ayudar a identificar tanto los mejores emplazamientos como la tecnología más apropiada. Bourquouquou explicó que esto llevó a Masen a centrarse en la energía solar concentrada (CSP, por sus siglas en inglés), relativamente menos extendida, en lugar de la más conocida, la energía solar fotovoltaica (PV). Estas pruebas también identificaron un sitio, a 20 minutos en coche de la capital cinematográfica marroquí de Ouarzazate, como la ubicación de la nueva planta. Tenía la combinación perfecta de ubicación, infraestructura y recursos — incluidas las fáciles conexiones a la red nacional y un embalse cercano para suministrar agua, creado por un proyecto hidroeléctrico de Masen en el decenio de 1980.

Donde la energía fotovoltaica ha bajado mucho de precio en los últimos años, para almacenar su energía todavía se requieren baterías costosas. La CSP, por su parte, utiliza espejos para enfocar y captar el calor del sol, lo que permite almacenar la energía para utilizarla varias horas después de la puesta del sol, impulsando así las turbinas de vapor como una central eléctrica tradicional de combustibles fósiles.


            imagen 8 de la galería

"La energía fotovoltaica suele utilizar los fotones del sol. Cuando entran en contacto con el panel fotovoltaico, éste produce una corriente eléctrica", dice Tarik Bourquouquou, Gerente de Planificación y Métodos, Masen.

La creación de una capacidad de energía renovable que pudiera satisfacer las necesidades energéticas después del anochecer contribuiría a reducir los costos de la energía de Marruecos y su dependencia de las importaciones de combustible. Esto por sí solo aumentaría la capacidad de empresas como la de Cherkaoui Zahra para crecer reduciendo los costos, pero no era lo suficientemente ambicioso para el triunvirato del proyecto – Masen, Marruecos y nuestro equipo de profesionales experimentados.

"El Gobierno de Marruecos considera que el programa de energía renovable es una forma clave de crear capacidades empresariales, manufactureras y de ingeniería, así como capacidad dentro del país", explica Auton-Smith. Como tal, aunque gran parte de la experiencia para un proyecto tan complejo vino de especialistas extranjeros, el análisis detallado de nuestro equipo de tecnología limpia y sostenibilidad con sede en París encontró que al menos el 35% del equipo y la mano de obra podían ser fabricados y obtenidos dentro de Marruecos, lo que pronto se convirtió en un objetivo oficial — que finalmente se superó en un 5%.

"Esto es una situación donde todos ganan, porque nuestros proveedores marroquíes han mejorado su capacidad para desarrollar y comercializar sus productos."

Tarik Bourquouquou

Gerente de Planificación y Métodos, Plantas de Energía & Infraestructura, Masen

 

"Hay muchas pequeñas empresas que producen piezas con los estándares y la cantidad que necesitamos", dice Bourquouquou. "Han tenido que invertir en sus líneas de producción, en su calidad, normas y procedimientos para poder trabajar con estos proyectos.

"Esta es una situación en la que todos salen ganando porque, incluso antes de que este proyecto esté terminado, nuestros proveedores marroquíes han mejorado su capacidad para desarrollar y comercializar sus productos y conocimientos en todo Marruecos y en el mundo entero."

Reducción del riesgo para los inversores

Desarrollar las bases del crecimiento económico suele ser muy costoso y requiere una inversión que va mucho más allá de los medios de los gobiernos del mundo en desarrollo. Es posible que los trabajadores carezcan de las aptitudes necesarias, y los propios países suelen carecer de la infraestructura física necesaria. En consecuencia, los inversores privados suelen ver poco potencial de rendimiento de la inversión en proyectos de infraestructura en los países más pobres, donde los riesgos parecen tan elevados.

  • Perspectiva local | Kathy Kriger

    Incluso para proyectos simples — como un restaurante — el acceso a una financiación asequible ha sido durante mucho tiempo un desafío en Marruecos, como descubrió Kathy Kriger cuando estaba montando el Rick's Café en Casablanca. Inspirada en la clásica película de Humphrey Bogart y diseñada para atraer el turismo a la ciudad, incluso con las conexiones que había establecido como agregada comercial de la embajada de los Estados Unidos, seguía luchando para recaudar fondos a precios asequibles.

    "Contaba con sacar mi inversión de aquí, pero terminé teniendo que depender de mis amigos en los EE.UU.", dice Kriger. "Más tarde necesité pedir más dinero prestado... Tuve que hacer las rondas con 16 diferentes compañías de capital de riesgo en Casablanca para conseguir un préstamo. Cuando pagué el préstamo, el director del banco me dijo que era muy raro que la gente pagara sus préstamos, así que el riesgo de prestar es a menudo visto como demasiado alto".

El proyecto de la planta de energía solar, Noor Ouarzazate, gira en torno a una tecnología altamente especializada, con la que pocas organizaciones tienen experiencia — mucho más compleja que el lanzamiento de un restaurante. Está situado en una parte remota del país, con partes delicadas que deben ser traídas para su ensamblaje a lo largo de las carreteras rurales desde lugares tan lejanos como EE.UU., China y Arabia Saudita. Todo esto significa que los riesgos podrían haber parecido demasiado grandes para poner en marcha el proyecto financieramente.

"La combinación de la complejidad de la ingeniería y la estructura comercial es realmente la cuestión clave".

Stephen Auton-Smith

Executive Director, EY Infrastructure Advisory

 

"La capacidad de la planta para generar electricidad al nivel previsto es fundamental para que pueda pagar su deuda, recompensar a sus accionistas y seguir siendo financieramente viable", dice Auton-Smith. "Por lo tanto, una parte muy significativa de nuestro trabajo consistió en evaluar cuáles eran esos riesgos y cómo podían ser gestionados eficazmente.

"Trabajando con el equipo de ingeniería, emprendimos una serie de escenarios de rendimiento detallados para evaluar el impacto que cada uno de ellos tendría en la capacidad de la planta para producir el rendimiento requerido. La financiación de un proyecto de esta magnitud, en un plazo ajustado en el norte de África, no es una tarea fácil, pero nuestro equipo ideó una estructura diseñada para proteger los intereses tanto de Masen como de los prestamistas privados que apoyan la planta".

El enfoque fue a la vez innovador y eficaz, aprovechando al máximo la capacidad del Gobierno de obtener préstamos a bajos tipos de interés para ayudar a reducir la incertidumbre del capital de los contratistas privados, protegiendo al mismo tiempo tanto a los compradores como a los vendedores de las fluctuaciones inesperadas del precio del producto final: la energía que produciría la planta.

Como empresa pública, Masen tuvo muchos papeles en el proyecto. "En primer lugar, como empresa pública, Masen moviliza la financiación de diferentes instituciones financieras internacionales y reembolsa la deuda en una línea de crédito para cederla a la empresa del proyecto", explica Boutaina Benchekroun, especialista en desarrollo de proyectos de Masen. "La movilización de esta financiación 'más barata' de las instituciones financieras internacionales reduce considerablemente la tarifa en comparación con la financiación convencional".

"En segundo lugar", continúa, "Masen compra electricidad a la compañía del proyecto y la revende a la empresa de servicios públicos de Marruecos, garantizando así un ingreso a la compañía del proyecto".

Este enfoque de financiación ayudó a proteger tanto al Gobierno de Marruecos del riesgo de que el proyecto no se cumpliera como a dar acceso a los contratistas privados a la financiación a un tipo de interés mucho más bajo del que podrían lograr si actuaran de forma independiente. Esto redujo el costo global del proyecto, disminuyendo el riesgo y tranquilizando a todas las partes. Podría servir de modelo para futuros proyectos de infraestructura en gran escala en otros mercados emergentes.


            Imagen del banner capítulo 2
The better the question. The better the answer. The better the world works.

Dejar un legado duradero de crecimiento sostenible

La planta solar de Noor Ouarzazate reducirá las importaciones de energía de Marruecos, impulsará la economía y demostrará la viabilidad de esta tecnología verde a los inversores de todo el mundo.

"Este proyecto es muy importante para el pueblo de Marruecos", dice Tarik Bourquouquou. "Muchas familias se están beneficiando de este trabajo. La energía se convertirá en un recurso más disponible y flexible para Marruecos. Creo que es un orgullo para todos, tanto para los habitantes de Masen como para todos los que participan en los proyectos".

Si bien Noor Ouarzazate II y Noor Ouarzazate III – las dos plantas más grandes del sitio de Noor Ouarzazate – aún no han entrado en funcionamiento y comienzan a suministrar energía a la red nacional de electricidad de Marruecos, su posible impacto puede verse al mirar alrededor del país. Hace diez años, las células solares fotovoltaicas normales habrían sido demasiado caras para que muchas personas corrientes de Marruecos se las pudieran permitir. Pero, debido a la inversión en la tecnología en todo el mundo, el costo ha disminuido drásticamente en los últimos años. Se espera que Noor Ouarzazate demuestre el potencial de CSP, lo que conducirá a una mayor inversión y, por lo tanto, a futuras reducciones de los costos.

Ampliar la fiabilidad, disponibilidad y asequibilidad de los suministros de energía en Marruecos es fundamental para el futuro crecimiento económico del país. Dado que muchas familias siguen viviendo en la pobreza — y que una gran población menor de 30 años busca empleo — es fundamental sentar las bases de una infraestructura moderna. En este sentido, la electricidad y la conectividad a Internet son herramientas vitales para permitir opciones para superar otros desafíos de infraestructura para las comunidades en las partes más remotas del mundo en desarrollo.

Hace una década, las células solares fotovoltaicas eran demasiado caras para una familia como los Aït Mrims. Gracias al aumento de la inversión en la tecnología, los costos han bajado, y la energía solar fotovoltaica se ha vuelto más rentable que el carbón y más asequible. Esto ya está ayudando a reducir los costos de la energía para todos, desde la mezquita principal de Marrakech hasta las empresas de telecomunicaciones, así como a dar acceso a la electricidad en algunas de las comunidades más remotas de la Tierra.

"Hay un problema continuo en los grandes proyectos de infraestructura sobre cuánto riesgo puedes transferir, cuál es el precio de esa transferencia de riesgo, cuán real es", dice Auton-Smith. Para los proyectos de infraestructura innovadores como Noor Ouarzazate, superar la aversión a esos riesgos es un desafío significativo.

"El precio de las energías renovables solía ser más alto que el de las fuentes de energía convencionales, por lo que uno de los mayores retos para Noor Ouarzazate es conseguir que este precio baje para poder luchar contra el cambio climático," dice Benchekroun.

Noor Ouarzazate está diseñado para probar que las plantas de CSP pueden realmente funcionar, y que la energía solar basada en el calor puede proporcionar energía renovable fiable incluso cuando el sol no brilla. Se pretende reducir los costos de energía para dar a una economía emergente una base más fuerte desde la cual crecer. Pero también se trata de utilizar un proyecto de construcción e ingeniería de gran envergadura para desarrollar las capacidades locales al mismo tiempo que se mejora la infraestructura — y de compartir ese conocimiento con otras personas de todo el mundo que quieran embarcarse en proyectos similares en el futuro.

Todo esto es el motivo por el que tantos prestamistas multilaterales quisieron participar y por el que tantas organizaciones de todo el mundo se interesan tanto por el éxito de Noor Ouarzazate — algo que Masen y EY están deseando fomentar.

Hoy en día, esta tecnología puede ser cara, pero — gracias a proyectos como el de Noor Ouarzazate — dentro de 10 años, el mundo podrá ver mucho más de este tipo de planta solar, reduciendo las emisiones de carbono, impulsando las economías, ayudando a las comunidades y familias, e impulsando un crecimiento inclusivo.

 

Sin la colaboración, la visión y las asociaciones — la visión de un rey, las finanzas de los prestamistas multilaterales, la seguridad de la supervisión pública por parte de Masen y la entrega de una combinación de contratistas privados extranjeros y nacionales, con la ayuda de los servicios prestados por nuestro experimentado equipo de consultores y gestores de riesgo — el proyecto, que debe comenzar a producir electricidad en el verano de 2018, podría no haber despegado nunca.

"La gran diversidad de nuestra gente involucrada y su naturaleza global hacen que este sea un ejemplo brillante de los servicios que EY proporciona a nuestros clientes", dice Auton-Smith.

El proyecto Noor Ouarzazate demuestra que algunos de los mayores desafíos del mundo sólo pueden abordarse verdaderamente a través de la visión del cuadro completo. Como dice Amrane, "este no es sólo un proyecto de energía; es un proyecto que, aunque ciertamente sobre energía, es también un proyecto medioambiental y un proyecto industrial — se trata de cómo producir, cómo consumir y cómo hacer política de forma diferente".

Es exactamente este tipo de nuevo pensamiento y colaboración en la búsqueda de un objetivo común entre los sectores público y privado lo que necesitamos si queremos construir un mejor mundo de negocios.


            Imagen de la banner capítulo 3