3 minutos de lectura 11 nov 2018
Glass reflecting business meeting

La exclusividad del fibra peruano

Por

EY Perú

Organización multidisciplinaria de servicios profesionales

3 minutos de lectura 11 nov 2018

Los Fibra (Fideicomisos de Titulización para Inversión en Renta de Bienes Raíces) han despertado el interés del sector privado por su potencial de diversificación y exoneraciones tributarias que hacen más atractivo su retorno frente al resto vehículos de inversión inmobiliarios.   

Además del anuncio del lanzamiento del Fibra de la administradora Prime, tres más están en camino para el 2T19. Los tamaños serían superiores al ya lanzado, que gestionará un patrimonio de entre US$100 millones y US$150 millones (SE 1640).

Los Fibra peruanos son los únicos REITs en el continente —y quizá en el mundo— que pueden invertir en activos del exterior con beneficios tributarios tan potentes. Esa mayor capacidad de diversificación aumentaría su atractivo respecto a otros Fibra internacionales. Los Fibras mexicanos y REITs estadounidenses, por ejemplo, sólo pueden invertir en activos de sus propios países.

La tributación del Fibra es más eficiente en el Perú que en otros países. El inversionista retail sólo paga el 5% de impuesto a la renta (IR) sobre la renta generada por el Fibra; en un fondo inmobiliario tradicional pagaría el 29.5% y en Fibras de otros países, como México, pagaría el 30%.

Además, en el Perú la venta de los certificados de participación del Fibra, que listan en la BVL, está exonerada del impuesto a la ganancia. En los fondos inmobiliarios tradicionales se paga entre 5% y 29.5% de IR a la ganancia de capital. En México, la exoneración es sólo para algunos inversionistas.

Las modificaciones tributarias a los Fibra hechas en agosto incentivan la inversión con aportes de inmuebles (SE 1633), sin embargo aún existen tema regulatorios por afinar para que el aporte de inmuebles y no solo cash sea una realidad. Las empresas peruanas que invierten con aportes de inmuebles pueden diferir el IR generado por el aporte hasta que el Fibra venda el inmueble o hasta que la empresa venda sus certificados de participación. Tras los cambios tributarios, si éstas venden algunos de sus certificados sólo pagan el IR equivalente al valor de los certificados vendidos, y ya no el IR del valor de todo el inmueble.

Resumen

Los Fibra han despertado el interés del sector privado por su potencial de diversificación y exoneraciones tributarias que hacen más atractivo su retorno frente al resto vehículos de inversión inmobiliarios.  

Acerca de este artículo

Por

EY Perú

Organización multidisciplinaria de servicios profesionales