30 jun. 2022

Transformación digital: Tendencias, inversiones y rentabilidad

Por Alain-Paul Michaud

Consulting Associate Partner, EY Perú

Associate Partner de Consultoría en EY Perú, experto en tecnologías emergentes, inteligencia artificial y transformación de negocios con más de 20 años de experiencia local y global.

30 jun. 2022

Esta publicación es parte de la Revista Execution.

Las empresas a nivel global están realizando un 65% más inversiones en transformación digital frente al 2020

La estampida de inversiones en temas de transformación digital ha sido de lo más destacado en los últimos años a nivel estratégico y su continua evolución, cada vez más acelerada, está llevando a las empresas a seguir invirtiendo pero también enfocándose en rentabilizar con resultados. Según el Índice de Inversión Digital EY-Parthenon 2022, las empresas a nivel global están realizando inversiones récord en transformación digital, un 65 % más que en 2020. De acuerdo con los ejecutivos encuestados, sus compañías proyectan asignar cerca del 5.8% de sus ingresos a lo digital, esto por encima de los 3.5% del 2020. A nivel Perú, la situación es similar ya que cerca del 50% de las empresas locales asignaba menos del 5% de su presupuesto en el 2020, y para el 2021 la cifra aumentó a un 55% de empresas que manifestó un incremento de inversión, de acuerdo con el Índice de Madurez Digital de EY Perú.  

Pero ¿a dónde van o deberían ir estás inversiones? ¿Cuáles son las que mayor valor están generando para las empresas peruanas?

Tendencias de valor 

Existen diversas soluciones tecnológicas pero las más valiosas son aquellas que se adecuan a las estrategias, presupuesto y mercado. Las siguientes son las que mayor valor están generando en el país.

  • Nube o cloud

    Uno de los principales objetivos es integrar y extender los procesos de manera óptima. Y así las empresas que aplican soluciones de modernización heredadas y en la nube alcanzan tiempos de comercialización 33% más rápidos, hasta un 30% de mayor eficiencia en los procesos de negocio y tecnología, un aumento de productividad de entre el 50% y 75% en los desarrolladores y una reducción del 20% en la huella del carbono, entre otros. “Hubo un gran avance en la adopción de la nube: en dos años avanzamos lo que tal vez iba a costar cinco o siente años, según la tendencia de mercado”, resalta Alex Le Bienvenu, Director de Data & Artificial Intelligence de Microsoft Latinoamérica.

  • Analítica de datos

    Posiblemente, los datos sean el activo más importante debido al potencial que significan para conducir mejores procesos de toma de decisiones, crear ventajas competitivas e impulsar el crecimiento del negocio. Se cree que las empresas solo son capaces de identificar: el 15% de los datos como críticos del negocio;  (52%) son datos sobre los cuales no tienen la menor idea, conocidos como dark data, según Vanson Bourne.  
    Se calcula que se han generado un total de 44 zettabytes a nivel mundial al cierre del 2020 -cada zettabyte equivale a 250 mil millones de DVDs- y que para el 2030 más del 90% de estos datos serán datos no estructurados, según IDC (International Data Corporation).

  • Low-code

    El enfoque low-code permite desarrollar aplicaciones con poca o ninguna codificación. Este enfoque de desarrollo de software da autonomía al negocio al desarrollar algunas de sus propias soluciones o automatizar procesos, de forma que disminuye la dependencia con el área de TI, dejando de ser un cuello de botella para la digitalización del negocio, y existen casos de éxito en el Perú. “El éxito del uso del low-code se tradujo en un retorno sobre la inversión del 285%, gracias a más de 50 soluciones desarrolladas por las áreas de negocio que permitieron reducir a más de 2,000 horas/persona las actividades manuales que venían ejecutando”, detalla Karen Valdivieso, Vicepresidenta de Tecnología y Datos del Banco Pichincha Perú.

  • Hiperautomatización

    Este término acompaña el uso de la automatización robótica de procesos a lo largo de un completo ecosistema de tecnologías. Las organizaciones que han adoptado la automatización inteligente han reportado una mejora en el cumplimiento normativo, mayor exactitud en la ejecución de sus planes, mayor productividad, nuevas fuentes de ingreso y reducción de costos.

  • Transformación cultural

    El propósito, los valores y la cultura, así como la comunicación cercana con los líderes, son clave para que las organizaciones puedan transformarse. “El 50% del éxito de todo programa de modelamiento cultural es el entendimiento y alineamiento con la visión futura. Es fundamental contar con un propósito común e inspirador a partir del cual podamos “aterrizar” el to-be hacia modelos concretos y evolutivos”, comenta Pilar Quinteros, Gerente Senior de Consultoría de EY Perú.

RODI 

El Retorno de la Inversión Digital (RODI, por sus siglas en inglés) está siendo cada vez más monitoreado. En el 2020, solo el 23% de los ejecutivos afirmó haber medido el RODI, mientras que en el 2022, esta cifra alcanza al 41%.

Afortunadamente, muchas de las empresas que han invertido en tecnología están siendo recompensadas por sus esfuerzos. Hoy en día, las empresas que miden el RODI, a nivel global, esperan un retorno promedio de la inversión digital del 7.6 % en 2022, que, de lograrse, sería significativamente más alto que el RODI del 4.4 % que informaron haber logrado en 2021.

Cabe destacar que los ‘líderes digitales’ reportan un RODI promedio de 10.8% en comparación con todos los demás que reportaron un RODI promedio de 5%.

Impacto financiero de las inversiones digitales

El Retorno de la Inversión Digital (RODI%)

Nos encontramos sobre un cambio constante, donde la variable tecnológica es imprescindible para el desarrollo de nuestras operaciones y apertura a nuevas oportunidades.

Tendencias digitales 2022: transformando el Perú
EY Perú presenta las cinco tendencias digitales que están generando una transformación digital y cultural en las empresas peruanas.

Tendencias mundiales: cuatro tecnologías transformadoras para tener en el radar

De acuerdo con Prianka Srinivasan, Associate Director de Global Markets – EY Knowledge (USA)

La aparición repentina y la rápida propagación de COVID-19 subrayaron la necesidad de que las empresas y los gobiernos estén preparados para eventos de baja probabilidad. Más que nunca, la pandemia también ha reforzado la idea que la disrupción puede provenirnos en cualquier momento.

Es por ello que los líderes deben evaluar y monitorear las weak signals -tendencias nacientes o crecientes que están lejos en el futuro- que podrían tener el mayor impacto en los negocios, clientes y operaciones. Y cuando ciertos hitos parecen estar a la vista, las empresas pueden emprender pequeños proyectos piloto para evaluar la viabilidad y la prueba de concepto. 

Aquí hay cuatro weak signals que podrían traer un cambio dramático y desbloquear nuevas oportunidades significativas, ganándose así su lugar en los radares de los líderes empresariales y gubernamentales.

  • Quantum computing

    Las computadoras cuánticas prometen abordar una variedad de problemas intratables para la computación actual, desde la simulación precisa de interacciones moleculares hasta el descubrimiento de nuevos medicamentos, materiales y productos químicos amigables con el medio ambiente, hasta la resolución de problemas de optimización complejos, como la gestión del tráfico urbano o el modelado de riesgos en grandes carteras financieras. De hecho, la computación cuántica cambiará el juego para cualquier empresa de datos y computación intensiva.

  • Brain-machine interfaces (BMIs)

     

    Las interfaces cerebro-máquina (IMC) conectan el cerebro humano y el sistema nervioso directamente a los dispositivos informáticos y la información digital. Los factores de forma van desde dispositivos portátiles hasta implantes quirúrgicos. La última visión es permitir el flujo bidireccional de información: "leer" o interpretar señales neuronales, permitir a los usuarios controlar los dispositivos informáticos y "escribir" o transmitir información externa directamente al cerebro. En los próximos meses, se espera que un número creciente de BMI menos invasivos ingresen al mercado, como aquellos que mejoran la calidad del sueño, permiten la pérdida de peso o tratan trastornos psiquiátricos como la depresión. Esto ayudará a que los IMC sean más comunes para el público. Al mismo tiempo, continuarán las pruebas para mejorar la captura de señales de los BMI implantables, lo que dará como resultado que sean más confiables. Las técnicas nuevas y más seguras para incrustar estas interfaces dentro del cerebro también verán progreso. 

     

  • Space commercialization:

    Ahora, las nuevas tecnologías y las empresas privadas están revolucionando la economía de los lanzamientos de cohetes y democratizando el acceso como nunca. Como resultado, las empresas ahora tienen la capacidad de lanzar satélites y adquirir nuevas capacidades, desde el seguimiento de envíos hasta la agricultura de precisión y la predicción de ventas minoristas y más.

    Impulsadas por este éxito, las empresas espaciales privadas y las agencias espaciales nacionales se están uniendo para lograr planes aún más ambiciosos. Por ejemplo, algunos buscan la fabricación basada en el espacio, mientras que otros evalúan la viabilidad de la minería de asteroides, lo que podría mitigar el agotamiento de los recursos naturales en la Tierra. También se están realizando esfuerzos para hacer de la humanidad una especie multiplanetaria y permitir el turismo espacial.

  • Transportation drones

    Las nuevas empresas, así como los titulares de los sectores de la aviación y automotriz, buscan ampliar las capacidades de los drones para transportar personas, no solo mercancías. Con ciudades como Singapur y Dubái que aspiran a ser las primeras en ofrecer un servicio de taxi-robótico aéreo, las visiones de ciencia ficción de autos voladores podrían estar en el horizonte.

    Además de reducir los tiempos de viaje, mejorar la productividad y reducir la contaminación del aire, los drones de pasajeros y de carga tendrán implicancias de gran alcance para casi todas las empresas. Los líderes empresariales de todas las industrias deberán preguntarse cómo este nuevo modo de transporte afectará sus operaciones, modelos comerciales, experiencia del cliente y más.

    Por ejemplo, los arquitectos tendrían que incluir plataformas de despegue y aterrizaje verticales, muelles de carga y espacios de estacionamiento en sus diseños. Se necesitarán nuevos materiales de construcción de edificios para permitir señales inalámbricas que son cruciales para los sistemas de comunicación y navegación de drones. Del mismo modo, las empresas que van desde seguros y publicidad hasta comida rápida y más deberán repensar cómo podrían atender a los clientes que viajan u ofrecen servicios de transporte aéreo.

Todo esto puede sonar a ciencia ficción, pero ya es una realidad y en algunos casos próximos a pasar.

Resumen

En los últimos años, se ha visto un incremento en la inversión en transformación digital por parte de las empresas. En este escenario, existen soluciones tecnológicas que actualmente se encuentran en auge como: Nube, Analítica de Datos, Low-code, Hiperautomatización y Transformación Cultural.

Acerca de este artículo

Por Alain-Paul Michaud

Consulting Associate Partner, EY Perú

Associate Partner de Consultoría en EY Perú, experto en tecnologías emergentes, inteligencia artificial y transformación de negocios con más de 20 años de experiencia local y global.