Mujeres de talento en Strategy and Transactions

Comparte el viaje, las historias, los conocimientos y los consejos de mujeres inspiradoras de todo el mundo. Estas historias tratan sobre cómo tener más éxito en los negocios, importantes lecciones de carrera, cómo cumplir con un propósito y cómo la diversidad puede tener un impacto real.

Síguenos en redes sociales

 

En un momento en que la innovación está acelerando la velocidad del cambio, tenemos que asegurarnos de que las diversas capacidades y pensamientos están ayudando a abordar las cuestiones empresariales más difíciles de hoy en día. Esa es la única manera de obtener las mejores respuestas.

Julie Hood

EY Global Deputy Vice Chair – Transaction Advisory Services

Las mujeres. Fast Forward.

Fast forward es la plataforma global de EY que involucra a nuestra gente, nuestros clientes y nuestras comunidades para avanzar en la igualdad de género.

Descubre más sobre Fast Forward

EY Corporate Finance Woman of the Year

Si estás estudiando y quieres aprender más sobre una futura carrera en finanzas corporativas, esta competición podría proporcionarte una experiencia que durará toda la vida.

Descubre más

Sonia Ooi

Sonia Ooi

Manager, Lead Advisory, Kuala Lumpur

Quería unirme a una Firma de las Big Four inmediatamente después de graduarme de la universidad, pero me tomé más tiempo de lo que pensaba. Mi primer trabajo fue con una media empresa de contabilidad. Después comencé en una pequeña empresa de inversión antes de unirme a EY. Echando la mirada atrás, estoy realmente contenta de que eso haya sucedido porque esas experiencias fueron muy positivas y soy la prueba de que no tienes que unirte a una de las 4 grandes Firmas recién salidos de la universidad para tener éxito en EY.

  • Descubre más

    Nunca pensé que terminaría trabajando en Strategy and Transactions. Durante la universidad, tenía mucha curiosidad por saber cómo las empresas establecían sus estrategias de crecimiento en torno a las fusiones y adquisiciones, pero nunca pensé en trabajar en este campo. Supongo que mi corazón me ha llevado a donde se supone que debo estar, ¡porque me encanta!

    No voy a mentir, el trabajo es exigente, sobre todo cuando trabajamos con plazos de entrega ajustados. Sin embargo, con el apoyo de mi equipo puedo equilibrar el trabajo con mi vida familiar, personal y social. Se trata de saber priorizar y manejar las expectativas de mis jefes y compañeros de equipo. La mayoría de las veces están dispuestos a ayudarme, además, en todos los aspectos de la vida.

    No puedo enfatizar lo suficiente cuán globalmente conectado está EY. Actualmente estoy trabajando en un proyecto de Energía y Sector Público con sede en Malasia, lo que significa que estoy constantemente en contacto con los líderes de la industria en el Reino Unido, Australia y Singapur. Es genial porque nos anima a aprender unos de otros. También es bueno saber que cuando termino mi jornada, el trabajo puede continuar porque puedo contar con el apoyo de mis colegas de todo el mundo. Esto significa que ¡los clientes nos ven como un equipo integrado, conectado y resolutivo!

    Tu empleador se convierte en parte de tu propia marca, por lo que es importante que tengan un propósito claro que esté alineado con tus propias creencias. Creo sinceramente que las empresas pueden cumplir un buen propósito junto con la búsqueda de beneficios. El propósito de EY está inmerso en su cultura y su marca a nivel mundial, no sólo en las palabras de una página; esto me motiva bastante.

    Para progresar en el desarrollo de carrera, necesitas una puerta abierta. Sí, estoy mezclando metáforas pero es la mejor manera de describir mi experiencia. Mi progresión profesional ha sido perfecta gracias a mi counselor, socio y supervisor directo, que siempre tienen sus puertas abiertas para mí. Esto permite discusiones oportunas sobre dónde estoy y qué necesito mejorar para mi próxima progresión profesional.

    Hacer algo nuevo puede ser desalentador al principio. Pero sé que necesito desarrollar nuevas habilidades para crecer profesionalmente y estoy agradecida de que EY me d esas oportunidades. Mi responsable directo nunca ha dudado de mi capacidad para asumir un nuevo desafío, aunque no tenga experiencia previa, y su confianza me permite superar mis límites y prosperar.

    Algún día espero convertirme en socia y seguir controlando mi vida. Se trata de integrar todos los aspectos de mi vida. El trabajo es exigente pero la clave es establecer prioridades y manejar las expectativas. Veo a los socios haciéndolo funcionar y cómo funciona para mí ahora. Es viable.

    Llevo cuatro años en EY y nunca, ni siquiera por un día, me he sentido relegada por ser mujer. Trabajo con un gran equipo, que es abierto y está dispuesto a compartir experiencias con los demás y reconoce las fortalezas y capacidades individuales, sin importar el género o cualquier otro aspecto. Todos tienen el mismo acceso a las oportunidades y al progreso, siempre y cuando se esfuercen y el desempeño sea adecuado.

Kristen Connelly

Senior Manager, Divestiture Advisory Services, Miami

Sabía que quería trabajar con gente inteligente, motivada y exitosa. Me propuse deliberadamente trabajar para una Big Four. Empecé en Auditoría en EY, pero después de cinco años supe que no era mi pasión. Gracias a la estupenda counselor y mentora que tuve en ese momento, me presentaron una oportunidad que se ajustaba mejor a mis intereses en Transaction Advisory Services (TAS).

Un retrato fotográfico de Kristen Connelly
  • Descubre más

    El enfoque en los problemas globales actuales y futuros hace de EY un lugar emocionante para estar. Hay un reconocimiento de que los individuos y los equipos crean un mejor mundo de trabajo. Mientras que EY patrocina muchos programas internos y externos que fomentan el pensamiento innovador sobre cómo se pueden manejar los problemas, se nos anima a vivir este propósito cada día a nivel individual.

    Global no sólo significa internacional, ¡también es con quien trabajas en tu día a día!.Mi equipo actualmente incluye gente de Brasil, Francia, India, Irlanda, Singapur y los EE.UU. En los últimos cinco años, cada uno de mis equipos ha sido igual de diverso. Nuestros clientes suelen ser organizaciones globales, por lo que este pensamiento global dentro y entre nuestros equipos no sólo nos ayuda a apoyarlos plenamente a través de una transacción, sino que también es útil para nuestro propio aprendizaje.

    No todos los trabajos te permiten visitar el Taj Mahal el fin de semana. Una vez pasé un mes entero en nuestro Centro de Servicios de Entrega Global en Gurgaon en India, proporcionando formación y ayudando en la mejora de los procesos. Fue una oportunidad para trabajar de cerca con compañeros del Reino Unido, Alemania, Australia y los EE.UU. con la que antes sólo me había comunicado por teléfono. La construcción de estas relaciones, que es más fácil de hacer en persona, ha tenido definitivamente un impacto positivo en mi trabajo diario.

    El equilibrio entre trabajo y vida personal no siempre será perfecto. La vida te desafiará. Pero tienes que establecer tus prioridades. Si tengo un compromiso personal que es importante, se lo digo a mi equipo, y como saben que es importante, siempre echarán una mano para ayudar. Incluso si hay plazos.  Es una carretera de doble sentido, porque cuando un miembro de mi equipo tiene un compromiso, ¡me tocará a mí ayudar!

    Lograr el equilibrio entre la vida laboral y la vida privada se trata de tener una buena comunicación.Trabajar en Strategy and Transactions es un trabajo gratificante y exigente en el que se trabajan muchas horas, pero así como adaptamos constantemente nuestro flujo de trabajo para cumplir con los plazos cambiantes de los clientes, podemos adaptar nuestro flujo de trabajo para cumplir con los compromisos personales del equipo.  Ya sea para asistir al rendimiento escolar de su hijo o para entrenar para un maratón, la comunicación de sus compromisos y objetivos personales es lo que permite a su equipo proporcionarle la flexibilidad necesaria para lograr su equilibrio. 

    Si estás demasiado cómodo, probablemente no estés creciendo. He sido desafiada y expulsada de mi zona de confort casi semanalmente. La clave es continuar tu desarrollo profesional. Con el apoyo y la dirección de los consejeros y mentores, he podido crear una hoja de ruta detallada de las calificaciones y logros necesarios para la promoción. Esto significa que he tenido las experiencias y apoyo adecuado para mejorar año tras año. Es ese apoyo y orientación lo que dirigió mi carrera desde la Auditoría hasta TAS.

Jessica Lönnqvist

Jessica Lönnqvist

Manager, Transactions Diligence, Helsinki

Todo lo que quería hacer era meterme bajo la piel de las corporaciones. No se trataba de un título de trabajo elegante o de prestigio. Mientras terminaba mi carrera en finanzas, descubrí que realmente disfrutaba trabajando en lo que hacía que las corporaciones tuvieran éxito, explorando sus finanzas y entendiendo los impulsores específicos de la industria detrás de su desarrollo financiero. Quería trabajar en un rol interesante y dinámico en una compañía global en mi campo de estudios. Trabajar en Strategy and Transactions con due diligence financieras en EY me permite hacer justamente esto.

  • Descubre más

    EY es una meritocracia: si mi desempeño es bueno, seré recompensada. Empecé en EY como ayudante de primer año. Desde entonces he ascendido dos veces y ahora soy gerente. EY es meritocracia: tanto en términos de compensación como de progresión de carrera, así que siento que estoy a cargo de mi propio destino. La ventaja añadida es que con cada paso que doy vienen nuevos retos y responsabilidades.

    Es importante para mí encontrar un sentido de propósito en mi trabajo. Mis intereses personales y el éxito en EY están encapsulados en un claro propósito: ayudar a los clientes a hacer sus negocios exitosos para alcanzar sus objetivos estratégicos. Es igualmente importante saber que este espíritu es compartido por mi compañía. Yo creo que sí.

    Soy realista: los plazos ajustados son parte del trabajo en M&A. Pero la flexibilidad puede funcionar en ambos sentidos. En M&A necesito estar preparada para trabajar horas intensas. Sin embargo, he aprendido a tomarme un tiempo para descansar entre proyectos, lo cual se fomenta. EY reconoce la importancia del trabajo flexible en términos de dónde y cuándo se hace el trabajo (siempre que se haga), lo que facilita la gestión de los compromisos personales.

    Mi estancia de tres meses en Milán con EY fue una experiencia inolvidable. Me permitió conocer nuevos y grandes clientes y amplió mis conocimientos técnicos. También adquirí experiencia en un nuevo sector y pude explorar realmente mi interés personal en conocer cómo funcionan las empresas y sus finanzas. La formación y la mentoring de mis compañeros también me ayudaron a crecer profesionalmente.

    La mentalidad global de la gente de EY es realmente inspiradora. El ambiente abierto, internacional y de colaboración es muy valioso. Además de mis propias experiencias en Milán, he visto a varios compañeros trasladarse a otras oficinas de EY, ya sea de forma temporal o permanente. Puedo trabajar regularmente con gente de todo el mundo, dependiendo de mi cliente.

    Mi lema: hazlo todo lo mejor que puedas, con orgullo, y el resto seguirá su curso. Con esta mentalidad siento que puedo convertirme en socia si lo deseo. Confío en que puedo manejar el equilibrio entre mi trabajo y mi vida personal dando prioridad a mi trabajo y equipo cuando la situación lo requiera. Sin embargo, todavía hay muchas decisiones que tomar antes de ser socia, tanto en mi vida personal como profesional.

Isabelle Duggan

Senior, Transactions Diligence, Sydney

No quería que me encasillaran solo como "abogada" o "contable" ya que estudié ambas disciplinas. EY se destacaba para mí como una organización dinámica que brindaría oportunidades a todos. Tres años después, sigue sorprendiéndome.

Un retrato fotográfico de Isabelle Duggan
  • Descubre más

    Trabajamos duro, esa es la pura y honesta verdad. Cuando el proyecto está en marcha, hay que hacerlo, y al finalizar, celebramos y recuperamos el aliento. Sin embargo, cuando no hay demasiada presión, trabajar con flexibilidad es un gran apoyo. Mi equipo realmente confía en los demás y por la forma en que trabajamos juntos, siento que puedo manejar mis compromisos personales. Dicho esto, todo el mundo se centra en hacer el mejor trabajo posible para nuestro cliente.

    Me encanta esquiar, incluso trabajé como operaria de telesillas durante mi año sabático y he podido combinar trabajo y ocio. No sólo porque la flexibilidad significa que todavía puedo llegar a las pistas, sino porque un punto culminante de mi carrera fue trabajar en un proyecto de Real Estate la due diligence financiera de compra para un importante centro de esquí en Australia. Requería experiencia técnica y mucha innovación de nuestra parte. Fue definitivamente una experiencia emocionante estar en la primera línea.

    EY es verdaderamente global, una razón clave por la que es tan interesante y desafiante, pero a veces se siente como si todos estuvieran en la misma oficina. El alcance global es evidente en el día a día. Con frecuencia trabajamos estrechamente con equipos de toda Asia-Pacífico, y más allá dependiendo de la naturaleza del proyecto. Pero la tecnología nos mantiene conectados y la colaboración es fundamental.

    Tener motivación fue lo mejor para mí y para mi carrera. Tuve un increíble senior manager en un proyecto que me asesoraba y me impulsaba constantemente. Su apoyo significó que pude ganar las experiencias adecuadas que me llevaron a ser promocionada el año pasado. Ahora estoy trabajando con un nuevo senior manager, ¡y está igual de ansioso por seguir viéndome ascender! Tener a alguien que haga tal inversión en mí y en mi carrera no tiene precio; y esto es parte de la cultura EY.

    Ser mujer no es una barrera, tengo las mismas oportunidades de progresar que mis compañeros masculinos. Todos somos tratados de manera justa y equitativa, de hecho, la recompensa y el ascenso son supervisados para ayudar a asegurar la paridad de género. Después de todo, somos un equipo.

    Quiero convertirme en socio y no tengo dudas de que puede suceder sin sacrificar mi vida fuera del trabajo. Trabajo con un gran equipo, pero los socios y directores siguen haciendo del equilibrio entre trabajo y vida una prioridad a través de horarios flexibles y trabajando desde casa - no hay razón para que no pueda hacer lo mismo cuando progrese más en mi carrera.

    Quiero que los clientes vean más allá de su due diligence financiera, y que empiecen a pensar en el impacto más amplio que pueden tener. El valor que proporcionamos a los clientes va más allá de un beneficio obtenido o de las palabras escritas en un informe, pero afecta a los accionistas, empleados, proveedores y clientes, toda la comunidad. ¿Cómo es que eso no está impulsado por un propósito?