Crecimiento

Los conocimientos y recursos con los que contamos en EY pueden ayudar a acelerar y mantener el crecimiento a largo plazo de las organizaciones.

¿Qué se necesita para acelerar un negocio desde la inspiración, al crecimiento de la empresa y hasta la fuerza del mercado global? Y cuando se logra estar a nivel global, ¿cómo permaneces ahí?

Con los conocimientos y recursos que tenemos sobre los motores y la estrategia de crecimiento, ayudaremos a las organizaciones a identificar las oportunidades adecuadas y acelerar su crecimiento, sea cual sea su escala y su sector.

Cubriendo todo, desde el emprendimiento, los desafíos para las start-ups, los problemas de crecimiento en el mercado medio hasta la gestión global de portafolios de empresas y las adquisiciones, aquí encontrará la inspiración y las acciones prácticas para generar el crecimiento sostenible e inclusivo que permitirá construir un mejor mundo de negocios.

Directo a tu buzón

Mantente al día con el boletín de noticias de EY.

Suscríbete

The better the question. The better the answer. The better the world works.

¿Cómo una ciudad pasó de la bancarrota a la renovación?

Surgiendo de entre las cenizas: la manera en cómo Detroit reconstruyó sus finanzas, restauró los servicios para los ciudadanos e invirtió para un futuro sostenible.

The better the question. The better the answer. The better the world works.

¿Cómo hace una ciudad para convertir la bancarrota en renovación?

En 2011, el 40% de las luces de las calles de Detroit no funcionaban y 210 de los 317 parques de la ciudad estaban cerrados.

La mañana del 11 de junio de 1805, se inició un incendio en una panadería de Detroit. El fuego se extendió rápidamente, destruyendo edificios. A pesar de los esfuerzos de los ciudadanos que hicieron frente al incendio, la mayor parte de la ciudad se quemó. El Gran Incendio de 1805 se conmemora en la bandera de la ciudad, que lleva el lema, en latín: "Se levantará de las cenizas".

Y se levantó. Se construyeron grandes bulevares, la población de la ciudad creció, sus hombres lucharon valientemente en los campos de Gettysburg y prosperó en el siglo XX, impulsado por la fabricación y hecho famoso en todo el mundo por la industria automotriz y Motown Records. Pero, 200 años después del Gran Incendio, la ciudad se enfrentó a otra crisis.

A principios de la década de 1970, la fortuna de Detroit había comenzado a cambiar. Las crisis mundiales del petróleo afectaron a la economía de los Estados Unidos y los estadounidenses cambiaron a la compra de coches japoneses más baratos, más eficientes en el consumo de combustible y más fiables. Durante la siguiente generación, la fuerza laboral en las fábricas de automóviles se redujo, la población de Detroit cayó en picado y la base impositiva de la ciudad se redujo. Se convirtió en sinónimo de decadencia urbana.

En 2011, más de un tercio de los residentes vivían por debajo del umbral de pobreza, el 40% de los postes de luz no funcionaban y 210 de los 317 parques de la ciudad estaban cerrados. La gente huyó de la ciudad, dejando 80 mil casas y estructuras abandonadas. Los delitos violentos son cinco veces superiores a la media nacional y los servicios de emergencia no pueden hacer frente a ellos. Más de 18 mil millones de dólares en pasivos fueron cubiertos por ingresos anuales de solo 1 mil millones de dólares, y el acceso a los mercados de crédito se agotó.

Detroit en 1893

Detroit, 1893. Fundada por colonos franceses en el siglo XVIII, la mayor parte del asentamiento original de Detroit fue destruido por el fuego en 1805. Cuando la ciudad se levantó de las cenizas, sus calles siguieron un plan geométrico fresco. Galería Antiqua Print/Alamy Stock Photo

El 18 de julio de 2013, Detroit se convirtió en la ciudad más grande de los Estados Unidos en declararse en quiebra.

Cuatro meses después, la Administración de la Ciudad nombró a un nuevo Director Financiero, John W. Hill. Su tarea era estabilizar las finanzas de la ciudad para que esta pudiera restaurar los servicios para los ciudadanos y construir un futuro sostenible. La pregunta que se hizo fue: "¿cómo puede una ciudad convertir la bancarrota en renovación?"

The better the question. The better the answer. The better the world works.

Centrarse en la estabilidad fiscal a largo plazo

Desarrollo de un plan de ajuste de deudas, incluyendo proyecciones financieras a 40 años.

EY trabajó con la ciudad en una serie de actividades antes, durante y después de la fase de quiebra.

En el período anterior a que la ciudad se declarara en quiebra, las tareas incluían la elaboración de proyecciones de flujo de caja a corto plazo, la asistencia con iniciativas operativas y laborales y el desarrollo de medidas de ingresos y ahorro de costos para eliminar el déficit estructural.

Durante el período de quiebra, EY ayudó a la ciudad a centrarse en la estabilidad fiscal a largo plazo. Las actividades incluyeron el desarrollo del Plan de Ajuste de Deudas de la Ciudad, incluyendo proyecciones financieras a 10 y 40 años para apoyar el plan, negociaciones con grupos de acreedores y la prestación de testimonio de expertos.

Una vez que Detroit salió de la bancarrota, el trabajo de EY continuó en proyectos tales como el monitoreo y la implementación del plan de ajuste, el pronóstico de flujo de caja, el análisis financiero de los departamentos, el apoyo a las negociaciones laborales, la gestión de proveedores y la resolución de reclamaciones.

"Creo que los recursos externos fueron clave para el éxito de la ciudad", explica John. "Especialmente cuando esos recursos externos, como los de EY, llegaron con la experiencia de trabajar con otras ciudades".

Aunque todavía queda un largo camino por recorrer para Detroit, la recuperación de la ciudad ha sido notable. El trabajo de EY con la ciudad ha ayudado a establecer una base sólida de nuevo.

The better the question. The better the answer. The better the world works.

La ciudad tiene ahora un futuro sostenible

Las luces de las calles ahora funcionan, y las propiedades arruinadas han sido removidas.

Una vez finalizado, el plan de reestructuración financiera eliminó 7 mil millones de dólares de obligaciones a largo plazo.

Esto fue vital para permitir que Detroit volviera a entrar en los mercados de deuda municipal y proporcionó el superávit presupuestario necesario para que la ciudad invirtiera en su futuro.

La reestructuración financiera de la ciudad nos ha permitido hacer grandes inversiones en seguridad pública, eliminación de plagas, mejoras tecnológicas y otras áreas críticas
Mike Duggan
Alcalde de Detroit

Lo que esto significa para los ciudadanos es que los autobuses vuelven a circular a tiempo–, por lo que disponen de un método fiable para llegar a su destino. Es decir, que los tiempos de respuesta de la policía y las ambulancias se han reducido significativamente, mejorando la seguridad pública. Significa restaurar cosas que muchas personas dan por sentadas, como el trabajo de las luces de las calles y la eliminación de las propiedades deterioradas.

Hoy, la ciudad busca asegurar su futuro.

"Nos estamos asegurando de que no comencemos nada hoy que no podamos mantener dentro de tres años", dice John. "Y con la ayuda de EY, hemos empezado a crear un plan financiero a 10 años para ayudar a esta ciudad a gestionar su futuro financiero. Es una mirada diferente a la disciplina fiscal, y no estoy seguro de que muchas otras ciudades estén haciendo esto ahora mismo".

Mike Duggan ha sido alcalde de Detroit desde 2014. Dice: "La reestructuración financiera de la ciudad nos ha permitido hacer grandes inversiones en seguridad pública, eliminación de plagas, mejoras tecnológicas y otras áreas críticas. Para llevar adelante este progreso, hemos inculcado un nuevo sentido de disciplina fiscal. Desde el momento de la reestructuración hemos registrado tres presupuestos equilibrados consecutivos, lo que nos permitirá salir muy pronto de la supervisión financiera estatal, y hemos recibido varios aumentos en la calificación de los bonos".

En 1805, cuando su ciudad estaba en llamas, la gente de Detroit formó una cadena humana desde el río hasta el fuego. Pasaron cubos de agua por la cadena en un vano intento de controlar y extinguir el fuego. En el siglo XXI, cuando la ciudad se enfrentaba a la ruina, las herramientas a su disposición eran más sofisticadas. Con los mismos valores de trabajo en equipo y de servicio público, la ciudad pudo salvarse y volver a levantarse, una vez más a la altura del lema de su bandera.

Resumen

El trabajo de reestructuración financiera llevado a cabo por EY ayudó a eliminar 7 mil millones de dólares de obligaciones a largo plazo para Detroit. La ciudad puede ahora invertir en sus ciudadanos y en un futuro sostenible.

Webcast: Reestructuración de su empresa para un crecimiento sostenible

Ver repetición

Contáctanos

¿Te interesó este contenido? Contáctanos para más información.