Boletín de prensa

31 ago. 2021

EY Perú: 57% de empresas peruanas inicia el proceso de formulación presupuestal antes de septiembre

La incierta coyuntura política y sanitaria que vive el país actualmente obliga a las empresas a ser más eficientes en el manejo de sus ingresos y gastos.

Contacto para prensa
Pablo Salvador

Consulting Partner, EY Perú

Socio responsable de la sub-línea de Consultoría en Mejora del Desempeño (Performance Improvement) en EY Perú, con más de 16 años de experiencia atendiendo a clientes de diversas industrias.

Temas relacionados Consultoría
  • Resultados del estudio “Gestión presupuestal de las empresas peruanas” también revelaron que 80% de las empresas fija metas para sus ingresos, en contraposición a sólo un 55% que fija metas de optimización para sus categorías de costos y gastos.

  • En las empresas con un menor nivel de madurez el área de finanzas es la encargada de toda la elaboración del presupuesto (17%). En aquellas con un nivel medio o alto (83%), Finanzas ejerce un rol orquestador del proceso y de realizar “challenge” al mismo, mientras que las diferentes áreas de la empresa son los verdaderos responsables de armar un presupuesto detallado y del posterior cumplimiento de los objetivos marcados.

 

La incierta coyuntura política y sanitaria que vive el país actualmente obliga a las empresas a ser más eficientes en el manejo de sus ingresos y gastos, así como en la manera en que buscan proyectar sus resultados financieros de corto, medio y largo plazo. En ese sentido, el estudio “Gestión presupuestal de las empresas peruanas” de EY Perú da luces sobre cómo desarrollan la práctica presupuestal 42 compañías del país; desde la formulación hasta la revisión y control del presupuesto. De esta manera, se pudo comprobar que el 57% de empresas inicia su proceso de formulación presupuestal antes de setiembre, lo cual significa que existe un importante costo de oportunidad de iniciar antes, en especial en empresa grandes, considerando que este proceso toma un promedio de dos meses y medio. El hecho de culminar el proceso en el mes de diciembre coloca a las empresas peruanas en una de las últimas posiciones del calendario al compararlo con las mejores prácticas de gestión regionales. 

"Las empresas de mayores ingresos (entre $200 millones y $500 millones) suelen empezar más tarde la revisión y aprobación del presupuesto. Esto marca una señal de alerta, ya que el nivel de detalle en la formulación y revisión podría estar comprometido por el apuro. Sin embargo, es reconfortante descubrir que dos tercios de las empresas peruanas presupuesta con alto nivel de detalle, dándole prioridad a los ingresos. Un buen nivel de detalle facilitará el alineamiento del presupuesto con el Plan Estratégico y la fijación de metas tanto a nivel de ingresos como de optimización de costos y gastos,”, expresó Pablo Salvador, socio de Consultoría de EY Perú.

Asimismo, el estudio muestra que en las empresas con un nivel de madurez más establecido o avanzado en cuanto a detalle en la formulación del presupuesto -83% de las empresas encuestadas- el área de finanzas cumple un rol orquestador y retador del proceso, mientras que las diferentes áreas de la empresa son los responsables de armar el mismo. En empresas con menor nivel de madurez, por su parte, el área de finanzas es la encargada de toda la elaboración del presupuesto (17%), ejerciendo de juez y parte en su rol de retar el presupuesto y lograr una optimización año a año. 

Por otro lado, en cuanto a la revisión y aprobación del presupuesto, se evidencia en el estudio un menor nivel de madurez frente al proceso anterior (formulación), ya que menos del 43% de las empresas encuestadas cuenta con modelos de gobierno avanzados para retar su presupuesto de costos y gastos, ya sea a través de Comités de Eficiencia o con la figura de Dueños de la Categoría de Costos. Prueba de ello es que apenas un tercio de las empresas peruanas mostraron un nivel de madurez avanzado con relación a retar y desafiar el presupuesto. Incorporar este tipo de modelos de gobierno en la organización, a través de crear nuevos roles que reten el presupuesto a detalle permitiría a las empresas identificar más y mejores oportunidades de optimización sostenibles en gastos que no impacten el performance y el logro de objetivos de la misma. 

Las empresas peruanas tienen la oportunidad de tomar acción para alinearse a una mejora continua y a una cultura de eficiencia en la gestión presupuestal; en especial en lo relativo a costos y gastos. Sin embargo, solo el 44% de las encuestadas cuenta con estructuras maduras para su monitoreo, ya sea en el área de Finanzas o con modelos de gobierno más avanzados complementarios. Otro dato crítico para la gestión de esta materia en el país es que solo el 31% de las empresas reconoce contar con equipos que velen de forma proactiva por la mejora continua y optimización del negocio una vez que el presupuesto está establecido.

Con respecto a las herramientas digitales empleadas para los procesos de formulación, control y monitoreo de presupuesto, la más utilizada es Microsoft Excel, con 69% utilizándola para la formulación y 55% para el proceso posterior. También se usan otras como SAP, Oracle o herramientas de Business Intelligence.

“La función financiera afronta una serie de retos muy complejos en materia de presupuestación dentro del contexto actual. A la dificultad de pronosticar la venta, se une la necesidad de cuidar los costos y gastos hoy más que nunca. He ahí la importancia de identificar y aprovechar las oportunidades de mejora y eficiencia en este proceso. Al ser resueltas, pueden ayudar a mejorar el modelo de gestión presupuestal, y generar valor para la empresa en conjunto”, finalizó el socio de EY.

- Fin -

 

Nota

Acerca de EY 

EY es la firma líder en servicios de auditoría, impuestos, estrategia, transacciones y consultoría. La calidad de servicio y conocimientos que aportamos ayudan a brindar confianza en los mercados de capitales y en las economías del mundo. Desarrollamos líderes excepcionales que trabajan en equipo para cumplir nuestro compromiso con nuestros stakeholders. Así, jugamos un rol fundamental en la construcción de un mundo mejor para nuestra gente, nuestros clientes y nuestras comunidades.