7 minutos de lectura 9 mar 2017
bali traditional public market

¿Por qué los objetivos de desarrollo sostenible deben estar en el plan de negocios?

Por

EY Global

Organización multidisciplinaria de servicios profesionales

7 minutos de lectura 9 mar 2017

Mostrar recursos

Las organizaciones pueden aprovechar los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS por sus siglas en inglés) para impulsar el crecimiento, abordar el riesgo, atraer capital y enfocarse en el propósito.

El 25 de septiembre de 2015, un proceso dirigido por las Naciones Unidas (ONU) dio lugar a que los 193 Estados miembros adoptaran 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (SDG)1, con el fin de poner fin a la pobreza, luchar contra la desigualdad y la injusticia y hacer frente al cambio climático para 2030.

Los ODS cubren amplios desafíos tales como la inclusión económica, la disminución de los recursos naturales, la inestabilidad geopolítica, la degradación ambiental y los impactos multifacéticos del cambio climático. Definen la agenda para el crecimiento económico inclusivo hasta el año 2030 y se desarrollaron con aportes de empresas, instituciones académicas y organizaciones sin fines de lucro de todo el mundo.

Muchas empresas ya están trabajando en cuestiones ambientales, sociales y económicas. Las compañías líderes reconocen que solo pueden enfrentar los complejos desafíos de la sostentabilidad ampliando sus esfuerzos a través de la colaboración con sus pares, es decir, organizaciones industriales y sectoriales, clientes, gobiernos, organizaciones sin fines de lucro y la sociedad. Los ODS proporcionan un marco universal y visionario para esta cooperación y acción global, reuniendo a los stakeholders para abordar y resolver estos desafíos de manera proactiva.

Si se cumplen los ODS, es probable que las empresas desempeñen un papel importante y que también tengan mucho que ganar.

El caso de los negocios

Las empresas enfrentan retos que limitan su potencial de crecimiento, como la escasez de recursos naturales, la debilidad de los mercados financieros, el limitado poder adquisitivo local y la falta de talento cualificado. Vemos un claro caso de negocio para que las empresas aprovechen los ODS para crear oportunidades que aborden estos desafíos a través de cuatro temas clave: crecimiento, riesgo, capital y propósito.

Impulsar el crecimiento

El crecimiento del negocio en general está ligado al logro de los ODS a nivel macro; sin embargo, para tomar acción a nivel local, las compañías deben identificar cómo pueden contribuir a alcanzar las metas de una manera que impulse el desempeño financiero en los mercados en los que operan.

Si bien los ODS 8, 9 y 12 se refieren directamente al crecimiento económico, el empleo, la industrialización, la innovación y la producción sostenible, muchos de los otros ODS también ofrecen ventajas comerciales a través de la expansión a nuevos mercados, la atracción de talento y la reducción del riesgo de las operaciones.

Por ejemplo, cuando las empresas de bebidas invierten en cuencas hidrográficas mejoradas trabajando para reponer el agua del acuífero que utilizan, comprometiéndose así también a proporcionar acceso a agua limpia a la población de esas regiones con estrés hídrico, su estrategia se alinea con el ODS 6 – Agua limpia y saneamiento. Al mismo tiempo que proporcionan suministros de agua para mantener sus franquicias de embotellado cerca de esas cuencas, también están invirtiendo en su licencia social para operar y así fortalecer sus marcas en esas comunidades.

Todas las empresas se beneficiarán de comunidades más resistentes, de un acceso fiable a los recursos naturales y de una población educada y sana para apoyar a su fuerza laboral. Al impulsar el progreso hacia estos resultados y crear valor compartido, las empresas pueden ayudar a asegurar su capacidad de generar capital y valor para los accionistas a largo plazo.

Un informe de la  Comisión de Negocios y Desarrollo Sostenible  reveló que los modelos de negocios sostenibles relacionados con los ODS podrían abrir oportunidades económicas por un valor de hasta 12 billones de dólares y aumentar el empleo en hasta 380 millones de puestos de trabajo para 2030.2

Abordar el riesgo

Es posible que las empresas no puedan seguir creando capital a largo plazo si el capital natural, social, financiero y manufacturero se está erosionando en otros lugares. Cada ODS representa un área de riesgo que ya presenta desafíos para las empresas y la sociedad y es probable que estos riesgos solo continúen y crezcan si no se abordan.

Las cadenas de suministro están particularmente expuestas a los efectos del cambio climático y el agotamiento de los recursos naturales, que se alinean con los ODS 12, 13, 14 y 15. La inestabilidad geopolítica (ODS 16), la desigualdad (ODS 10) y la falta de desarrollo en algunas regiones (ODS 1, 2, 3 y 4) limitan el potencial de estos mercados emergentes. Abordar estos y otros riesgos puede tener sentido desde el punto de vista comercial, ya que los stakeholders responsabilizan a las empresas de su papel en la creación o exacerbación de estos riesgos. Las empresas pueden mantener su licencia social para operar respondiendo a las necesidades de las partes interesadas en estas áreas.

Los inversores prestan cada vez más atención a los riesgos medioambientales, sociales y de gobernanza (ESG, por sus siglas en inglés) a la hora de tomar decisiones de inversión. Según la tercera Encuesta de Inversionistas de EY (2017)3, es muy probable que la debilidad de la gobernanza empresarial, los malos resultados medioambientales, la escasez de recursos, el cambio climático y los riesgos para los derechos humanos alteren las decisiones de los inversores.

Los inversores encuestados utilizan una amplia gama de información no financiera en todas las etapas de la toma de decisiones de inversión. Las empresas que se comprometen públicamente con los ODS vinculan sus prioridades estratégicas con los mismos y miden, comunican e informan sobre su progreso hacia los ODS, envían un fuerte mensaje a los inversores sobre sus capacidades para gestionar los riesgos medioambientales, sociales y de gobernanza (ESG) y crear ventajas competitivas relacionadas con su rendimiento. Ayudar a las comunidades a lograr los ODS también crea oportunidades para que los inversionistas manejen sus propios riesgos y construyan sus portafolios.

Atraer capital

Esperamos ver una reorientación de los flujos de inversión (tanto públicos como privados) hacia los retos de desarrollo global enmarcados en los ODS. La ONU estima que el costo para lograr los ODS será aproximadamente de 3,3 a 4,5 billones de dólares por año.4 Creemos que se desarrollarán modelos financieros innovadores, basados en nuestra experiencia con:

  • Financiamiento climático, en el que el dinero del gobierno y del sector privado se ha destinado a proyectos a través de fondos públicos multilaterales centrados en el clima.
  • Productos financieros innovadores del sector privado, como bonos verdes que se han lanzado

El Banco Mundial ha comprometido 23.500 mil millones de dólares a través de 115 proyectos para ayudar a los países en desarrollo a encontrar soluciones a los desafíos alineados con los ODS.5 También recientemente ha liberado 163 millones de euros de bonos de sostenibilidad vinculados a índices de renta variable financiados por inversores institucionales en Europa para apoyar la financiación de dichos proyectos.

Según BNP Paribas, quien contrató el bono como parte de su iniciativa sobre los ODS, el rendimiento de la inversión de los bonos está directamente relacionado con el rendimiento bursátil de las empresas incluidas en el Solactive Sustainable Development Goals World Index de líderes reconocidos en sus industrias en temas sociales y ambientalmente sostenibles. Esto demuestra cómo las empresas con modelos de negocio alineados con los ODS pueden beneficiarse directamente de las nuevas fuentes de capital.6

Propósito de enfoque

Los ODS probablemente tendrán un impacto importante en el propósito de muchas compañías alrededor del mundo. Contribuir con los ODS es una forma de crear valor compartido para los stakeholders y, por lo tanto, las empresas serán una fuerte fuerza impulsora para galvanizar a los stakeholders en torno a un resultado común compartido. Cuando las empresas se centran en un propósito que se basa en crear valor para los demás, mejorar el mundo en el que vivimos e inspirar a la organización a todos los niveles, pueden aumentar su capacidad para impulsar los beneficios y crear valor sostenible. Los ODS pueden enfocar el propósito de una compañía en los desafíos que actúan como catalizadores para la innovación, atracción y motivación a los empleados, abrir nuevos mercados y oportunidades y preparar a la compañía para el futuro contra una amplia gama de riesgos.

Para que se active, resuene y, en última instancia, alcance su potencial, el propósito debe tener relevancia empresarial, ser implementable y tener un impacto transformador. Los ODS pueden ayudar a una compañía a definir su propósito aspirado de una manera que sea relevante e inspiradora para los stakeholders, que permita que el propósito se convierta en la base de su estrategia y que genere un cambio positivo, el cual puede aumentar el valor para el accionista a largo plazo.

Fundamentalmente, los ODS proporcionan un momento histórico para que las empresas asuman los retos de la sociedad y los aprovechen como oportunidades para mejorar el crecimiento empresarial y la competitividad a largo plazo.

Seis acciones que las empresas deben tomar ahora

1. Identificar y comprometerse

Un paso crítico para las empresas será identificar cómo los objetivos se relacionan directa e indirectamente con su negocio. Las compañías deben adoptar un enfoque estratégico y alinear sus prioridades corporativas con los ODS pertinentes para comprometerse mejor con los clientes, los empleados y los stakeholders y lograr un impacto positivo.

Las compañías deben considerar:

  • Identificar los ODS que tienen el mayor impacto en términos de riesgo y oportunidad a largo plazo y donde la compañía tiene la mayor capacidad para contribuir al progreso hacia las metas
  • Determinar las palancas disponibles para escalar el impacto a través de cambios en los modelos de negocio, las estrategias de adquisición, así como en los productos y servicios
  • Comprometerse públicamente con los ODS para abordar los objetivos pertinentes
2. Desarrollar objetivos y KPI

Los 17 ODS van acompañados de 169 objetivos específicos, globales y de aplicación universal. A medida que las empresas identifican sus ODS prioritarios y comienzan a considerar su estrategia, deben establecer sus propios objetivos claros e indicadores clave de desempeño (KPI) para monitorear y comunicar el progreso.

Las compañías deben considerar:

  • Establecer objetivos y KPI que estén estrechamente alineados con los ODS relevantes
  • Alinear los objetivos existentes y los métodos de seguimiento y medición con estos nuevos objetivos e indicadores clave de desempeño
3. Alinear la sostenibilidad y la estrategia corporativa hacia los objetivos

Al trabajar en el proceso de identificación de los ODS más relevantes y establecer objetivos e indicadores clave de desempeño, es importante que las empresas vuelvan a evaluar hasta qué punto las prácticas existentes están alineadas con los problemas y los objetivos.

Las empresas deben considerar la identificación de áreas en las que:

  • Los modelos de negocio pueden ser ajustados
  • Se desarrollan productos o servicios
  • Las cadenas de suministro se transforman
  • La innovación y la I+D se reorientan
  • Las estrategias de sostenibilidad se realinean para alcanzar tanto los objetivos corporativos como los ODS
4. Crear oportunidades de negocio

Los ODS proveen de un marco para la generación de ingresos, proporcionando oportunidades de crecimiento empresarial y fomentando la innovación en productos y servicios. Al identificar nuevos modelos de negocio, productos o servicios que impulsen el progreso hacia los objetivos, es probable que surjan comunidades más resistentes y prósperas, que los mercados se expandan y surjan otros nuevos, así como que las bases de los consumidores crezcan.

Las compañías deben considerar:

  • Identificar las zonas geográficas y los segmentos de la sociedad menos atendidos, que podrían beneficiarse de productos y servicios innovadores desarrollados de manera sostenible
  • Invertir en educación, creación de capacidad y oportunidades de trabajo para estimular la economía mediante el aumento del poder económico local y la preservación del medioambiente
  • Reducir el vínculo entre el crecimiento económico y el uso intensivo de los recursos y materiales naturales a través de la eficiencia energética y del uso eficiente del agua, la reducción del carbono y las ideas de economía circular
5. Colaborar

Es poco probable que una sola empresa pueda resolver cualquiera de estos problemas por sí sola y la colaboración es vital, tanto dentro de los sectores como entre las diferentes industrias. Es probable que la colaboración sea el principal factor que permita abordar con éxito los ODS y ampliar los esfuerzos.

Las compañías deben considerar:

  • Identificar oportunidades de colaboración con pares, clientes, proveedores, instituciones académicas y organizaciones sin fines de lucro, así como entre industrias, para lograr soluciones mutuamente beneficiosas, aprovechar las redes, lograr la escala y compartir la responsabilidad
  • Asociarse con los gobiernos, las ciudades y la sociedad civil para desplegar los recursos financieros, tecnológicos y humanos de las empresas a fin de promover el desarrollo, la estabilidad y el comercio
6. Medir, evaluar, informar y comunicar

También es probable que las empresas tengan que rendir cuentas por el impacto de sus actividades y, en particular, por los progresos realizados en la consecución de los objetivos relacionados con los ODS. La integración de los ODS en la actividad principal y en el ciclo de presentación de informes puede ayudar a las empresas a centrarse en la creación de valor compartido visible.

Las compañías deben considerar:

  • Alinear los informes y la comunicación existentes con los ODS para discutir el desempeño en el contexto de las expectativas establecidas por los ODS y también alinear las comunicaciones con el lenguaje de los ODS para establecer un diálogo común entre los stakeholders
  • Desarrollo de sistemas para integrar la gestión de las cuestiones de los ODS en la toma de decisiones de la vida diaria de la empresa

Reconocemos que los ODS pueden requerir una nueva forma de pensar. Los objetivos son complejos e interconectados y su éxito probablemente depende de nuevas asociaciones entre las empresas, los gobiernos y la sociedad civil. Sin embargo, están surgiendo herramientas útiles para que las compañías comprendan mejor cómo pueden contribuir a los ODS de una manera holística. Somos optimistas en cuanto a que los ODS ofrecen una hoja de ruta para que las empresas se comprometan con sus grupos de interés internos y externos sobre cómo crear estrategias sostenibles que puedan transformar no solo sus modelos de negocio, productos y servicios, sino también las comunidades en las que operan.

Resumen

Los ODS ofrecen una hoja de ruta para que las empresas se comprometan con los stakeholders en la creación de estrategias sostenibles que puedan transformar los modelos de negocio, los productos y los servicios, así como las comunidades en las que operan.

Acerca de este artículo

Por

EY Global

Organización multidisciplinaria de servicios profesionales