9 minutos de lectura 10 mar. 2022

¿Visión de túnel o un panorama más amplio?

Por Andrew Gordon

EY Global Forensic & Integrity Services Leader

Líder forense global que se centra en ayudar a las organizaciones a construir su programa de integridad para que puedan anticipar y mitigar mejor el riesgo.

9 minutos de lectura 10 mar. 2022

El Informe de Integridad Global 2022 de EY revela cómo un enfoque en la gobernanza puede ayudar a reimaginar la integridad corporativa.

En resumen
  • Más empresas que nunca, valoran la integridad corporativa, pero muchos profesionales dicen que la pandemia ha dificultado la realización de negocios con integridad.
  • El Informe de Integridad Global 2022 de EY revela una brecha creciente entre lo que afirman los líderes sénior es importante y lo que están preparados para hacer para la ganancia individual.
  • Las empresas están adoptando nuevos métodos de generación de informes que mejoran el rigor y la transparencia, y aportan oportunidades para aprovechar los análisis avanzados para mitigar los riesgos.

La integridad corporativa es altamente valorada entre ejecutivos sénior y empleados de todo el mundo. Un récord del 97% de los encuestados en el Informe de Integridad Global 2022 de EY está de acuerdo en que la integridad es importante. Más empresas están invirtiendo en capacitación en integridad y han publicado declaraciones de valores organizacionales o códigos de conducta. En respuesta a las expectativas de la sociedad, las empresas también están adoptando estándares de responsabilidad social y corporativa y medidas ambientales, sociales y de gobernanza (ESG, por sus siglas en inglés) que demuestran su compromiso con esos sentimientos.

Sin embargo, el informe revela que la gerencia sénior a menudo confía demasiado en la eficacia de sus programas de integridad corporativa. El informe expone una desconexión entre lo que los encuestados dicen que consideran importante y los tipos de conducta fraudulenta que estarían dispuestos a pasar por alto o participar para obtener ganancias personales. La encuesta también muestra que la pandemia ha creado desafíos adicionales, con más de la mitad de los encuestados diciendo que los estándares de integridad se mantuvieron iguales o empeoraron durante los últimos 18 meses.

La integridad importa, pero los estándares están decayendo

97%

de los encuestados en el Informe de Integridad Global 2022 de EY están de acuerdo en que la integridad es importante

55%

de los encuestados dice que los estándares de integridad se han mantenido igual o han empeorado en los últimos 18 meses

"La integridad es un concepto difícil de definir, ya que las empresas se enfrentan a diferentes dilemas éticos. Se trata de hacer que lo intangible sea tangible, de comprometerse con la interdependencia de los negocios y la sociedad incorporando la integridad en la cultura y los comportamientos de la organización”, dice Katharina Weghmann, Partner, Forensic & Integrity Services, Ernst & Young GmbH. Una agenda de integridad progresiva va más allá del cumplimiento restrictivo (lo que impide la ley); cumplimiento oportunista (lo que permite la ley); y evitar litigios.

El informe de 2022 muestra que solo un tercio (33%) de los encuestados dice que comportarse con estándares éticos es una característica importante de la integridad, mientras que la mitad (50%) cita el cumplimiento de las leyes, regulaciones y códigos de conducta. E incluso cuando se trata del cumplimiento, las conclusiones del informe muestran más voluntad entre las posiciones más importantes de la empresa para actuar fuera de las reglas.

“La integridad no es un tema fácil”, dice Jon Feig, EY Americas and EY US-Central Region Leader, Forensic & Integrity Services. "La agenda de integridad se basa en la intención de la organización y el comportamiento real. Una decisión incorrecta por las razones correctas sigue siendo una decisión incorrecta si falla en los valores éticos".

La gerencia no debe hacerse ilusiones de que crear una cultura de integridad es una solución rápida. Aunque las organizaciones están invirtiendo más en programas de comunicación y capacitación, tales esfuerzos no son suficientes. Mientras que el 60% de los miembros de la junta directiva afirman que su organización se ha comunicado sobre la importancia de comportarse con integridad con frecuencia en los últimos 18 meses, solo el 30% de los empleados lo recuerdan.

“La cultura organizacional es dinámica y toma mucho más tiempo cambiar que las reglas y regulaciones”, dice Maryam Hussain, Partner, Forensic & Integrity Services, Ernst & Young LLP, United Kingdom.

“Con demasiada frecuencia, el fraude se centra en una manzana podrida, una anomalía solitaria sin escrúpulos”, dice Hussain. “Pero los malos actores rara vez prosperan en una cultura empresarial con altos valores de integridad”.

A medida que salimos de la pandemia y comenzamos el proceso de reconstrucción de la economía y recalibración de los procesos de trabajo en un entorno operativo digital, los líderes tienen la oportunidad de cerrar estas brechas. Perspectivas del Informe de Integridad Global 2022 revelan cómo las empresas pueden definir e inculcar la integridad en su cultura; crear el entorno óptimo para que la integridad prospere; e innovar y transformar la agenda de integridad para minimizar las amenazas externas y proteger el valor a largo plazo.

Con demasiada frecuencia, el fraude se centra en una manzana podrida, una anomalía solitaria sin escrúpulos. Pero los malos actores rara vez prosperan en una cultura empresarial con altos valores de integridad.
Maryam Hussain
Partner, Forensic & Integrity Services, Ernst & Young LLP, United Kingdom
  • Sobre el último informe

    Entre junio y septiembre de 2021, los investigadores — la agencia de investigación de mercado global Ipsos MORI — realizaron 4762 encuestas en el idioma local con miembros de la junta, gerentes sénior, gerentes y empleados en una muestra de las organizaciones y organismos públicos más grandes en 54 países y territorios en todo el mundo.

    Ver la metodología (pdf).

Escalera mecánica horizontal larga en la terminal de un aeropuerto internacional
(Chapter breaker)
1

Capítulo 1

Cerrar la brecha entre intenciones y comportamientos

La mensajería corporativa no es suficiente para crear una cultura de integridad.

El Informe de Integridad Global 2022 de EY revela que la pandemia ha dificultado que las empresas actúen con integridad. Aunque los programas de cumplimiento han crecido a escala, los líderes organizacionales parecen haberse vuelto más tolerantes al comportamiento poco ético, especialmente entre ellos. El informe muestra que un número creciente de encuestados estaría dispuesto a ignorar la conducta no ética de proveedores, distribuidores u otros terceros; falsificar registros financieros; o engañar a terceros, como auditores o reguladores.

La encuesta de este año muestra que los estándares en la parte superior han disminuido significativamente desde el inicio de la pandemia: más de 4 de cada 10 (42 %) miembros de la junta están de acuerdo en que se tolera el comportamiento poco ético de los directivos o altos cargos en sus organizaciones (frente al 34 % en 2020), y más miembros de la junta (34 %) están de acuerdo en que es fácil eludir las reglas comerciales en su organización que en 2020 (25 %).

El Informe de Integridad Global 2022 de EY muestra un aumento en la conciencia de los riesgos, especialmente cuando se trabaja con proveedores y terceros. La actividad de fusiones y adquisiciones, actualmente en funcionamiento a nivel histórico, también expone a la organización a riesgos significativos. En comparación con hace dos años, la conciencia de los riesgos cibernéticos aumentó del 20 % al 27 %; las incorrecciones contables aumentaron del 17 % al 25 %; y las relaciones ocultas de alto riesgo aumentaron del 17 % al 24 %.

Mirando el árbol en un túnel subterráneo en el parque Fort Canning, Singapore
(Chapter breaker)
2

Capítulo 2

Crear el entorno de integridad óptimo

Los empleados deben sentirse empoderados para hablar y protegidos contra represalias.

La encuesta de este año muestra lo que puede suceder cuando las organizaciones simplemente "marcan las casillas" para crear estándares de integridad sin desarrollar una cultura de integridad más profunda. Los desajustes entre las percepciones de la alta gerencia y sus empleados pueden desarrollarse rápidamente.

Crear un entorno de integridad óptimo es un entorno de toda la empresa, en el que los valores se comparten en todos los niveles de antigüedad y función y hay un alto grado de transparencia y tolerancia cero a la transgresión.

El grado en que las empresas ofrecen protección a los denunciantes en sus organizaciones es un punto de referencia esencial de la cultura de la integridad. Los empleados de todos los niveles deben estar seguros de que pueden informar sin temor a consecuencias negativas y que las violaciones suponen consecuencias. Con demasiada frecuencia, los empleados sienten que los informes no desencadenarán cambios: de hecho, los encuestados afirman que la razón dominante (38 %) para no informar es la preocupación que no se tome ninguna medida (de 33 % en 2020).

“Es fundamental que la gerencia y los empleados confíen en que los denunciantes están protegidos”, dice Feig. “Es una protección mutua: pedimos que los empleados mantengan el negocio seguro y, a cambio, debemos protegerlos de cualquier consecuencia negativa”. Es alentador ver que las medidas de protección han mejorado significativamente en los últimos tres años.

Hombre saltando en boca de una cueva en Banda Aceh Indonesia
(Chapter breaker)
3

Capítulo 3

Impulsar un futuro sostenible

La tecnología puede desempeñar un papel integral en la estrategia de cumplimiento de una empresa.

Una buena gobernanza y transparencia son esenciales para la confianza que sustenta al gobierno, los mercados de capitales y la sociedad.

Las reputación corporativa y las carreras de los CEO se destruyen rápidamente por las divulgaciones públicas de una brecha de "decir - hacer", y esas reputaciones se examinarán aún más de cerca a medida que entren en vigor las rigurosas obligaciones de divulgación sobre el desempeño ESG de una empresa.

Los líderes pueden aprovechar el momento para impulsar el cambio y dinamizar la agenda de integridad. Las organizaciones están aprovechando la analítica de datos sofisticada que puede mapear el comportamiento humano para identificar posibles cambios adversos en las operaciones cotidianas de una unidad de negocio, equipo o departamento. Estas pueden ser señales de advertencia tempranas de una cultura inconsistente o en proceso de erosión.

“La tecnología es la gran jugada en el avance de la agenda de integridad”, dice Corey Dunbar, Principal, Forensic & Integrity Services, Ernst & Young LLP, Estados Unidos. "Desde líneas directas anónimas hasta la aplicación de normativas, habrá menos lugares para ocultar, ya que los datos aumentan la transparencia de todas las interacciones y transacciones de una empresa". Enfocándose en formas basadas en la tecnología y en los datos para medir la cultura de integridad y construir los controles, procesos e información adecuados, las empresas pueden transformar sus programas de cumplimiento para crear valor a largo plazo.

Cinco acciones para acelerar la agenda de integridad

1. Conocer realmente el negocio

Las evaluaciones de riesgo de fraude y corrupción están en el corazón del viaje para proteger su organización. Más allá de eso, deben tomarse en serio de arriba hacia abajo, estar habilitadas para datos y realizarse de manera regular y sólida con cualquier brecha o debilidad expuesta.

2. Poner al ser humano en cumplimiento

Reconocer que los sistemas y procesos no cometen fraude, los humanos lo hacen. Los mejores marcos de cumplimiento se pueden violar si no hay una cultura de hacer lo correcto, lo que hace que construir una cultura de integridad fuerte sea tan importante como el entorno de control.

3. Ser un empoderado por el poder de sus propios datos

Tratar el crecimiento de los volúmenes de datos como una oportunidad para ayudar al combate del fraude, no como una amenaza. Utilizar sus propios datos para detectar comportamientos irregulares y guiar su respuesta para prevenirlos e investigarlos. Buscar formas de recopilar datos que respalden el proceso de ESG y se alineen con su agenda de integridad.

4. Educar, no entrenar

Como destaca el informe, el mensaje de integridad está llegando lentamente y, sin embargo, está creciendo el apetito por la mala práctica. Continuar el proceso de comunicación y creación de conciencia pasando de la capacitación a la educación, para que todos comprendan el "por qué", así como el "qué" de la integridad del negocio.

5. Denunciar y apoyar la denuncia de irregularidades

Ofrecer a las personas la oportunidad de denunciar sospechas de irregularidades, de buena fe, y hacerlas sentir seguras al establecer que existe protección contra represalias.

Resumen

La integridad en los negocios no se trata de cumplimiento y gestión de riesgos: se trata de proteger la organización, sus activos y su reputación. Es fundamental fomentar la confianza entre accionistas y ejecutivos, empresas y empleados, proveedores y socios. El Informe de Integridad Global 2022 evidencia una advertencia para que las juntas corporativas, los directores legales y los directores de cumplimiento se centren en altos estándares éticos en toda la organización y aprovechen los datos para lograr estos objetivos.

Acerca de este artículo

Por Andrew Gordon

EY Global Forensic & Integrity Services Leader

Líder forense global que se centra en ayudar a las organizaciones a construir su programa de integridad para que puedan anticipar y mitigar mejor el riesgo.